Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Julio Dely es garantía de trabajo

Por: Roberto Acuña N. racuna@epasa.com -

Consciente de que en el fútbol, en cuestión de minutos puedes pasar de héroe a villano, el aún técnico interino de la selección absoluta, Julio Dely, no ha permitido que el sorpresivo resultado (1-1) frente a Brasil le nuble el razonamiento.

Dely ha desterrado la euforia y se mantiene cauto por lógicas razones. Primero, aunque el resultado contra Brasil es importante para el fútbol panameño, por la incuestionable calidad del rival, el mismo no es una garantía de éxito a futuro, y segundo, porque este resultado, logrado gracias a una mesurada propuesta táctica, tampoco le asegura el nombramiento oficial como técnico de la selección mayor.

Es conocido que hay una corriente dentro de la dirigencia futbolística y de la prensa que no quiere a Dely en el banquillo de la selección.

En los corrillos futbolísticos se sabe que hay quienes ponen en duda su capacidad, incluso hasta le guardan rencor y resentimiento por algunas decisiones y actitudes que adoptó durante el proceso hacia el Mundial Brasil 2014. Más que motivados por pronósticos realistas, el sábado habían quienes estaban relamiéndose con la posibilidad de que el estadio Do Dragao se convirtiera en el matadero donde Dely empezaría su calvario hacia la tumba donde descansaría su sueño de dirigir oficialmente a la selección.

Le caiga bien o mal, nadie puede negar que Dely es un tipo trabajador, que jugó en las mejores ligas, que se codeó con los grandes cracks de su época, que conoce la realidad del fútbol panameño como nadie y que se ha esmerado por adquirir los conocimientos necesarios para disminuir las posibilidades de incurrir en los errores del pasado.

Publicidad

Dely es garantía de trabajo, tanto en las categorías inferiores (dejada a la buena de Dios durante el proceso anterior) como en la selección mayor. Poner a otro técnico, con salario de casi $40 mil mensuales, más $1 millón en bonificación, entre otros jugosos incentivos, para que venga a encomendarse a los santos y que no esté dispuesto a dar la milla extra, sería un error de la dirigencia de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut).

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content