Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

SE RETIRÓ el portero que triunfó a pesar del ‘bullying’

Penedo, de 37 años, debutó con la selección mayor el 26 de marzo de 2005 en un duelo de eliminatoria mundialista ante Jamaica. Foto:Anayansi Gamez

Por: Roberto Acuña N. racuna@epasa.com -

Para Jaime Penedo Cano, dueño de la portería panameña durante 13 años, sacar adelante su carrera como futbolista profesional fue más complicado de lo que muchos piensan. Su frágil contextura física cuando joven y ese perfil de chico de clase media alta influyeron en que en sus inicios fuera objeto de “bullying” por parte de sus compañeros de selecciones juveniles.

Él representaba al niño de familia acomodada que buscaba abrirse paso en un deporte en el que predomina el talento de los chicos de barrios populares.

Publicidad

Ayer, el 134 veces internacional con la selección de Panamá anunció su retiro.

Héctor Ávila, entrenador de campo de la selección sub-20 dirigida por Gary Stempel a finales de los 90, manifestó que a Penedo “le llegó a recomendar que no fuera portero porque, carajo, era un palillo, estaba muy delgadito... pero le vimos la valentía y le dijimos: bueno, ¡dale!”.

“Cuando se ensayaban los tiros de esquina en los entrenamientos, jugadores como (‘Matador’) Tejada y ‘Pistolero’ lo metían con todo y pelota dentro de la portería, hasta le rompieron la nariz... pero el pelaíto la hizo (se consolidó en la selección)”.

Y a pesar del “maltrato”, destaca Ávila, ahí estaba Jaime, en los entrenamientos.

“¿Que si le hacían bullying? Estos pelaos abusaban... nosotros les decíamos van a lesionar al pelao, lo cargaban (chocaban), él era muy menudito, delgadito. Todo ese combo de aquella época sabe de lo que hablo, Tejada, Baloy... Pistolero”.

Ávila comentó que le llegó a decir al papá de Penedo que: “puta, métanle (alimentación)”.

Esos y otros momentos difíciles fueron los que inspiraron el título del libro “Nunca te rindas”, en el que incluso Penedo revela que se llegó a sentir menospreciado por Gary Stempel, quien siempre le ponía a Óscar McFarlane o Francisco Portillo por delante.

Durante su carrera, el arquero levantó cuatro títulos de liga con el Municipal de Guatemala, una Copa MLS con Los Ángeles Galaxy y una Copa de la liga de Rumania con el Dinamo de Bucarest.

Con la selección nacional, ganó la Copa de Naciones en 2009 y asistió al Mundial Rusia 2018.

.

Block title
Block content
Block title
Block content

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.
critica
Block title
Block content
Block title
Block content