Se encuentra usted aquí

Block title
Block title
Block content

Todo por atrás

Por: -

Todo por atrás

A mí me hacen daño los anticonceptivos y no nos gusta la sensación a plástico de los condones, por lo que buscamos alternativas. Lo hacemos con la menstruación o cerca para evitar los embarazos. En realidad somos muy activos en la cama y ya tenemos 5 pelaítos come arroz. Les advierto que es falso que nacen con una micha de pan bajo el bracito, y su papá y yo trabajamos muy duro para darles de comer.

Tiro al blanco

Otro cuento es meterlo en mi pocito y sacarlo rápidamente antes de que mi macho descargue todos esos bichitos dentro de mi panochita. Eso es muy suertudo y por lo menos dos de nuestros hijos fueron engendrados así. Cuando cogí marido, yo era muy joven y mi ciclo menstrual era como un reloj, no fallaba, así que el método de seguir el ritmo a la pelirroja era exacto. Pero luego de mis cinco partos se me alteró todo el reloj y ahora hasta tengo más días sangrando.

La puerta trasera

Yo soy una mujer pequeña, así que soy realmente estrecha, mi marido, que es un grande, unas 8 pulgadas y bien grueso, tuvo problemas para romperme la cuquita por apretadita. Entonces comenzamos a comernos por el biscochito y ahí sí que sufrí al principio. La primera vez me sacó sangre y me pasé una semana adolorida que no podía ni botar los porotos viejos del dolor que sentía en mi hoyito.

Lo mejor del sexo

Y comenzó la ponchera de verdad con el cuento de no quedar embarazada, le di el yiyo a mi macho y él lo disfruta tanto como yo. Mis orgasmos son múltiples. Primero me enyarda con todo por la puerta trasera y después cuando ya estamos a punto de descargar, él la saca y la clava al frente. No tengo palabras para describir cómo exploto cuando me vengo, y él se viene que queda seco, todo me lo echa dentro. Entonces, seguimos con el mismo problema de quedar preñada por traviesos.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title