Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Panamá despide a un verdadero héroe ¡Hasta pronto Manuel Naar!

La Bandera Nacional cubría el féretro del sargento  1°  Manuel Naar, quien murió en cumplimiento de su labor. Landro Ortíz.

Compañeros, amigos y familiares se congregaron en iglesia de Lourdes, para despedir a un gran héroe. Landro Ortíz.

Altos funcionarios del 'Buen Gobierno' mostraron sus respetos. El vicepresidente, José Gabriel Carrizo estuvo presente. Landro Ortíz.

En la parroquIa sus familiares, amigos, conocidos se reunieron para despedir a una gran persona. Landro Ortíz.

Una hora después de la misa de cuerpo presente, las sirenas sonaron. El féretro salió del templo y fue colocado a lo alto de un carro bomba. Landro Ortíz.

De esta manera se inició un recorrido por las diferentes estaciones del Cuerpo de Bomberos. Landro Ortíz.

Las sirenas abrían paso, los camisas rojas escoltaban y los transeúntes y conductores le rendían homenaje al bombero caído, a través de los aplausos. Landro Ortíz.

El ataúd recorrió la vía España, Calidonia hasta llegar a El Chorrillo. Landro Ortíz.

Sus compañeros de estación le dieron el último adiós antes de partir a su última morada. Landro Ortíz.

"El sargento 1°  Manuel Naar, no será olvidado. Era una gran persona y un verdadero héroe", era el comentario la frase que predominaba entre los presentes. Landro Ortíz.

Los damnificados del incendio del domingo, en el que el sargento Naar perdió la vida estaban presentes. Elllos llevaban un pancarta con la palabra: Gracias. Landro Ortíz.

Una multitud de personas abarrotó la entrada del Cementerio Amador. Landro Ortíz.

A Naar le faltaba muy poco tiempo para jubilarse. Lamentablemente perdió la vida cumpliendo su deber. Landro Ortíz.

A la entrada del Cementerio Amador, los camisas rojas hicieron una calle de honor para despedir al que fuera su mejor amigo. Landro Ortíz.

OTRAS GALERÍAS