Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Islandia: 13 gnomos navideños anuncian la festividad

Los 13 gnomos traviesos conocidos como los “Chicos de Navidad” divierten y a la vez asustan a los niños islandeses desde hace siglos.

En lugar de Santa Claus, los 13 hermanos gnomos bajan de las montañas 13 días antes de Navidad. AP

Por: Islandia / AP -

La gente del norte de Islandia ha sufrido trastornos en sus planes de viajes debido a una nevada récord para diciembre, con caminos cerrados, vuelos cancelados y clases suspendidas.

Pero lo que preocupa a los niños en esta nación insular del Atlántico Norte es cómo la nieve que se acumula hasta la cintura podría afectar a Stekkjastaur, quien arriba el miércoles. Porque Stekkjastaur tiene una pata de palo.

Publicidad

Es uno de los 13 gnomos traviesos conocidos como los “Chicos de Navidad” que divierten y a la vez asustan a los niños islandeses desde hace siglos.

En lugar de un risueño Santa Claus, los niños en Islandia reciben los regalos de estos hermanos que, según la tradición popular, bajan de su cueva en la montaña 13 días antes de la Navidad.

Los hermanos son gritones, alborotadores, tienen nombres como Portazos, Mirón, Gancho Carnicero o Ladrón de Velas, reveladores de sus trastadas preferidas. Pero aseguran que se han rehabilitado, y Ladrón de Salchichas se ha convertido en anfitrión de parrilladas.

La tradición dice que se bañan una vez al año antes de Navidad. Cada año, los actores en Myvatn, una población en el borde del interior deshabitado de Islandia, visten disfraces del siglo XIX y llegan caracterizados como los Chicos de Navidad a una laguna natural alimentada por fuentes termales.

LEE TAMBIÉN: Rusia: Niña de 5 años se sale por la ventana de apartamento y cae 5 pisos abajo

Para los niños de la región, su arribo inicia la cuenta regresiva al 24 de diciembre, cuando los islandeses festejan la Navidad.

Durante los 13 días previos, los niños recibirán regalos de los gnomos que bajan uno por uno de la montaña... o una patata podrida si se portan mal.

La leyenda tiene su aspecto terrorífico: la madre de los Chicos de Navidad es Gryla, una mujer de 600 años que come a los niños.

Esta familia disfuncional tiene un “Gato Navideño”, un felino gigantesco que come a los niños que no visten ropa nueva durante la festividad cristiana.

“Algunos padres dicen que debemos atenuar un poco a Gryla y su familia”, dijo Terry Gunnell, profesor de tradiciones populares en la Universidad de Islandia. “Pero eso sería contrario a la auténtica Navidad islandesa, una época oscura en la que el sol brilla apenas unas pocas horas al día”.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content