Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Profesor se pasa 10 años borracho, en busca de la cura de la resaca

El proyecto de Bishop-Stall consistía en registrar todo lo que bebía durante una noche y evaluar la gravedad de sus síntomas al día siguiente. A la noche siguiente, bebía lo mismo pero añadía un remedio para la resaca.

Por: Redacción / Critica -

Todo ocurrió por una buena causa. Y, es que el profesor de literatura canadiense, Shaughnessy Bishop-Stall, decidió invertir 10 años de su vida a encontrar la cura ideal para la resaca. Y lo hizo de la mejor manera: emborrachándose.

Aunque parezca increíble, el hombre documentó toda la experiencia en el libro: “Resaca: La mañana siguiente y One Man’s Quest for the Cure”
La razón más obvia es solo una especie de moralista. Los médicos, presionados por el tiempo, dicen: ¿Por qué voy a perder mi tiempo en esto? Todo lo que tienes que hacer es no beber”, le contó Bishop-Stall a The Guardian y agregó: “Parece que somos muy adeptos a progresar científicamente, excepto cuando se trata de este pequeño y extraño fenómeno”, explicó Stall.

El proyecto de Bishop-Stall consistía en registrar todo lo que bebía durante una noche y evaluar la gravedad de sus síntomas al día siguiente. A la noche siguiente, bebía lo mismo pero añadía un remedio para la resaca.

A lo largo de una década, Bishop-Stall probó cientos de los llamados tratamientos. Estos abarcaban desde curas culinarias extrañas (anguilas y ojos de oveja en escabeche) hasta ayudantes de resaca de alta gama (un nutriente caro pero efectivo IV).
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content