Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Allanan Curia Metropolitana por delitos sexuales contra menores en Costa Rica

El Ministerio Público explicó en un comunicado que las diligencias están a cargo de la Fiscalía del II Circuito Judicial de San José y la Fiscalía Adjunta de Género.

Foto: Ilustrativa - Pixabay

Por: San José / EFE -

Las autoridades judiciales de Costa Rica llevan a cabo este jueves allanamientos a la Curia Metropolitana y el Tribunal Eclesiástico, como parte de dos investigaciones por delitos sexuales cometidos por sacerdotes contra menores de edad.

El Ministerio Público explicó en un comunicado que las diligencias están a cargo de la Fiscalía del II Circuito Judicial de San José y la Fiscalía Adjunta de Género.

Se trata de "dos investigaciones independientes que se siguen contra dos sacerdotes, sospechosos de presuntos delitos sexuales en perjuicio de menores de edad", detalló la fuente.

Publicidad

El objetivo de estos allanamientos es "recabar prueba documental relevante para ser aportada a las causas, las cuales se encuentran en la fase preparatoria de la investigación", agregó el Ministerio Público.

Los sacerdote investigados son Mauricio Víquez Lizano, sospechoso del delito de violación contra menor de edad, y Manuel Guevara Fonseca, sospechoso de abusos sexuales contra menor de edad.

El Ministerio Público comentó que no puede detallar más información de los casos, pues al tratarse de delitos contra menores de edad la legislación establece privacidad.

El pasado 19 de febrero un juzgado penal de Costa Rica giró una orden de captura internacional contra el sacerdote Mauricio Víquez, quien salió del país el pasado 7 de enero y se desconoce su ubicación actual.

El caso podría prescribir en septiembre próximo cuando se cumplan diez años desde que el denunciante cumplió la mayoría de edad, plazo establecido por la legislación costarricense.

El cura fue denunciado en octubre de 2018 por una supuesta violación sexual contra un menor de edad que habría ocurrido en el año 2003 cuando se desempeñaba como sacerdote en la parroquia de San Juan Bautista de Patarrá de Desamparados, San José.

LEE TAMBIÉN: Colombia apuesta por trabajar en conjunto para solucionar crisis venezolana

Víquez también enfrenta otras nueve denuncias canónicas interpuestas por hombres que fueron en su mayoría monaguillos en iglesias de Tres Ríos, provincia de Cartago (centro) y Patarrá, provincia de San José.

Estas denuncias no se tramitan en el ámbito penal porque prescribió el plazo de 10 años posteriores al cumplimiento de la mayoría de edad de las víctimas.

El otro sacerdote investigado, Manuel Guevara Fonseca, es sospechoso del delito de abuso sexual contra un menor de edad, causa que fue abierta el pasado 25 de febrero, luego de que fuera presentada la denuncia.

Estos casos se enmarcan dentro de una polémica por una serie de testimonios que han ido apareciendo en los últimos meses, de hombres que denuncian haber sido violados o abusados por sacerdotes años atrás cuando eran menores de edad.

El pasado 1 de marzo la Iglesia Católica de Costa Rica pidió perdón por los delitos sexuales contra menores de edad cometidos por sacerdotes y se comprometió a dar prioridad a la atención de las víctimas y sus familias.

"Siguiendo el ejemplo del papa Francisco, admitimos que no siempre la Iglesia ha dado la respuesta justa y oportuna a este flagelo contra personas menores de edad. Humildemente reconocemos nuestros errores y pedimos perdón por las faltas que dolorosamente han sido cometidas por algunos miembros de nuestra Iglesia", indica un comunicado firmado por los obispos de Costa Rica. EFE

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content