Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Ataque a la sede del Ministerio de Refugiados afgano deja casi 20 muertos

Un primer atacante suicida hizo detonar un vehículo cargado de explosivos para abrir paso a dos de sus compañeros, que se atrincheraron en el edificio hasta que fueron abatidos.
Video: EFE

Video: EFE

Por: Kabul / EFE -

Al menos 18 personas, entre ellas tres atacantes, murieron y otras 15 resultaron heridas hoy en un asalto contra la sede del Ministerio afgano de Refugiados en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

Un primer atacante suicida hizo detonar un vehículo cargado de explosivos para abrir paso a dos de sus compañeros, que se atrincheraron en el edificio hasta que fueron abatidos casi seis horas después del inicio del ataque, dijo el portavoz del gobernador provincial, Attaullah Khogyanai.

Publicidad
"En esta acción perpetrada por tres atacantes, han muerto 15 personas, incluyendo un policía y una mujer, y otras 15 han resultado heridas", indicó la fuente, que no incluyó a los tres autores del ataque.

De acuerdo con Khogyanai, las fuerzas de seguridad han revisado el edificio planta por planta, una operación, que aún no ha terminado y durante la que desactivaron varios explosivos y se incautaron de munición.

LEE TAMBIÉN: Colapsa estacionamiento subterráneo en Dallas (Video)

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, aseguró a través de la red social Viber que su grupo no está involucrado en el ataque

En lo que va de mes, varios ataques de envergadura han sacudido la provincia de Nangarhar, de la que Jalalabad es la capital y región en la que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) tiene su bastión en el país

Cinco personas murieron y ocho resultaron heridas en el ataque llevado a cabo el pasado día 28 por un grupo insurgente contra un centro de formación para matronas en la provincia.

El pasado día 11, las fuerzas de seguridad abatieron a dos atacantes que se atrincheraron durante dos horas en el Departamento de Educación de Jalalabad, tras matar a once de sus empleados y herir a otros diez.

Esa ciudad fue escenario a principios de mes, cuando estaba allí de visita el presidente afgano, Ahsraf Gani, de un atentado suicida que costó la vida a 19 personas y causó heridas a otras 21, en su mayoría miembros de las minorías hindú y sij.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title