Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Coche bomba estalla matando a decenas de personas en El Cairo

Según las primeras investigaciones, "el coche estaba siendo trasladado a un lugar para ser utilizado en una operación terrorista",

Por: Egipto / Efe -

Egipto volvió a vivir una jornada negra bajo la sombra del terrorismo después de que un vehículo supuestamente cargado de explosivos y que iba a ser utilizado en otro lugar volara por los aireas frente a un hospital en el centro de El Cairo causando decenas de muertos y heridos.

El suceso tuvo lugar a medianoche cuando un vehículo que circulaba en sentido contrario en una céntrica avenida junto al río Nilo hizo explosión al chocar contra otros automóviles, dejando 20 muertos, 47 heridos y a la capital egipcia conmocionada.

Inicialmente se habló de una bomba de oxígeno en el Instituto Nacional del Cáncer, luego de una colisión a gran velocidad y finalmente el Ministerio de Interior informó hoy de que el vehículo portaba "varios explosivos" en el momento de la explosión.

Publicidad
Según las primeras investigaciones, "el coche estaba siendo trasladado a un lugar para ser utilizado en una operación terrorista", por lo que el Ministerio descartó que el lugar del incidente fuera el elegido para llevar a cabo el atentado, aunque no dio más detalles.

LEE TAMBIÉN: Notre Dame se restaura con tecnología 3D

Según la nota, el automóvil fue robado en la provincia de Munufiya, al norte de El Cairo, en el Delta del Nilo, hace unos meses, y llevaba "explosivos y al chocar estalló".

Las autoridades han responsabilizado del suceso a la formación armada Movimiento de los Brazos de Egipto-Hasm, al que el Gobierno relaciona con los depuestos Hermanos Musulmanes y que no ha tenido actividad últimamente.

Hasm se dio a conocer en 2016 y ha reivindicado varios ataques, como el intento de asesinato del ayudante del fiscal general egipcio, Zakaria Abdelaziz, y el del antiguo muftí de Egipto, máxima autoridad religiosa musulmana del país, Ali Gomaa.

Sin embargo, recientemente no ha anunciado ninguna acción armada.

Interior aseveró que continúan las investigaciones para identificar a los "miembros terroristas" implicados, con el fin de "tomar las medidas legales contra ellos".

Según el último balance oficial, difundido por la ministra egipcia de Sanidad, Hala Zayed, el número de fallecido es de 20, entre ellos cuatro no han podido ser identificados, y el de heridos se situá en 47.

Añadió que la situación de los heridos es "estable", salvo tres de ellos en "estado grave" que están hospitalizados en "cuidados intensivos".

En el lugar de la explosión, esta mañana decenas de operarios trabajaban para tratar de restablecer rápidamente las instalaciones del centro médico, visiblemente afectado por el estallido pero que ha podido seguir con parte de su actividad.

“Tenemos algunos sectores que funcionan, casi todo funciona, la clínica, la sala de radiografías, de quimioterapia”, indicó a Efe el director del Instituto Nacional del Cáncer, Hatem Abualkasim.

Agregó, no obstante, que las operaciones de cirugía están suspendidas y varios pacientes han sido llevados a otros hospitales hasta que se retiren los escombros de las instalaciones.

Soher Almusulmani, de 35 años y vecina del Instituto sintió ayer la explosión y salió hacia el lugar en el que se produjo, donde vio escenas dantescas.

“De repente el edificio tembló fuertemente y escuchamos tatatata, pensamos que las bombonas de oxígeno del instituto habían explotado y acudimos rápidamente al hospital, y encontramos llamas como si fuera un sol”, declaró a Efe Almusulmani.

“Vi a una persona corriendo con el brazo y la pierna ardiendo, diciéndonos: 'iros lejos del Instituto porque otra bomba va a explotar'”, agregó, al recordar que vio cadáveres y personas que a pesar de estar heridas ayudaban a rescatar a otras en peor estado.

La explosión devuelve a la mente de los egipcios la sombra del terrorismo en el país árabe, que tiene un frente abierto en el norte de la provincia nororiental del Sinaí, militarizada desde hace seis años y donde el Gobierno desarrolla una operación contra la filial egipcia del grupo yihadista Estado Islámico.

En los últimos meses se han producido además ataques contra turistas por parte de elementos yihadistas en la capital egipcia.

El presidente Abdelfatah al Sisi, que ha hecho de la lucha contra el terrorismo su estandarte, indicó en su cuenta oficial de Twitter que "el Estado egipcio, con todas sus instituciones, tiene la intención de afrontar el terrorismo brutal y erradicarlo con la fuerza y voluntad de su gran pueblo". 

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content