Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Hackearon al Banco Nacional de Islas Caimán y publicaron cuentas ¿Panamá Papers?

Detrás del ciberataque está Phineas Fisher, que hizo sendos hackeos en 2014 y 2016 a empresas de seguridad. Este escándalo está haciendo recordar a los Panama Papers.

Un nuevo escándalo parecido a los Panamá Paper fue develado hoy,  luego de conocerse que el Banco Nacional de las Islas Caimán, que es un regulado bajo licencia bancaria internacional, fue hackeado el viernes pasado y la información de casi 1500 clientes fue publicada en la web por un hacktivista que además ofreció una recompensa para quien haga lo mismo.

La información fue revelada por el portal Minuto Uno, en el que también se informa que detrás del ciberataque está Phineas Fisher, que hizo sendos hackeos en 2014 y 2016 a empresas de seguridad. Este escándalo está haciendo recordar a los Panama Papers.
En esta oportunidad Fisher, que defiende la expropiación de los mismos como acción política, publicó una guía para hackear bancos y ofreció una recompensa de US$100.000 para quien lo haga, o para quien ataque a una compañía petrolera

El "Hacktivist Bug Hunting Program", algo así como un "Programa de Cacería de Bugs (fallas) para Hacktivistas", empezó por el Banco Nacional de las Islas Caimán, con sede en la Isla de Man (Gran Bretaña), donde se depositan e invierten grandes fortunas en cuentas offshore para evadir impuestos, informó el periodista de C5N Mauro Albornoz
Publicidad
Los datos de los casi 1500 clientes del banco vulnerado fueron publicados con el espíritu de que el "hacking informático es una herramienta poderosa para combatir la desigualdad económica".
"Esta guía explica cómo fue que hice el hackeo al Cayman Bank and Trust Company (Isla de Man). ¿Por qué estoy publicando esto, casi cuatro años después? Para mostrar lo que es posible", escribió Fisher
El ataque reivindicado por el grupo Phineas Fisher se encuentra publicado en texto plano habla en primera persona y en femenino.

"Hackeé un banco. Lo hice para dar una inyección de liquidez, pero esta vez desde abajo y a la gente simple y humilde que resiste y se rebela contra las injusticias en todo el mundo. En otras palabras: robé un banco y regalé el dinero. Pero no fui yo sola quien lo hizo. El movimiento del software libre, la comunidad del powershell ofensivo, el proyecto metasploit y la comunidad hacker en general son las que posibilitaron este hackeo", afirma el autor.

Se trata de un documento con forma de manifiesto en el que su autor sostiene estar movido por el "amor" para llevar a cabo estas acciones. "No hice nada complicado. Solamente vi la injusticia en este mundo, sentí amor por todos los seres, y expresé ese amor de la mejor forma que pude, mediante las herramientas que sé usar. No me mueve el odio a los bancos, ni a los ricos, sino un amor por la vida, y el deseo de un mundo donde cada quien pueda realizar su potencial y vivir una vida plena", asegura.

Se trata de un texto más filosófico que técnico en su arranque en el que el pirata informático explica su visión de el mundo en el que, incluso hace referencia a la muerte de Tupac Amaru a manos de los españoles en La Paz. "Fue antes de ser asesinado por los españoles, justo un día como ayer, que dijo eso de 'a mi solo me matarán, pero mañana volveré y seré millones'", asegura.

Contenido Premium: 
0