Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Panamá condena y se solidariza con India tras ataque suicida

El ministro indio de Finanzas, Arun Jaitley, sentenció hoy, a la salida de una reunión del Comité de Seguridad del Gabinete indio, que Pakistán está "directamente implicado"

Por: Panamá / ACAN-EFE -

El Gobierno de Panamá condenó este viernes el ataque suicida en Cachemira, India, contra un convoy de la Fuerza Central de Policía de Reserva (CRPF) y en el que resultaron muertos el jueves unos 42 agentes policiales.

"Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo y el Gobierno de la República de India por las más de 40 víctimas en el atentado más mortífero en décadas", destacó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá a través de un comunicado de prensa.

En el pronunciamiento oficial se destaca además que Panamá "rechaza todo acto de violencia y terror de los sectores que atentan contra el camino de la paz y actúan al margen de la ley, afectando a la convivencia entre los pueblos".

Publicidad
El atentado, reivindicado por el grupo terrorista Jaish-e-Mohammad (JeM), se registró ayer jueves a 20 kilómetros de la capital regional de verano, Srinagar, cuando un atacante suicida detonó su vehículo cargado de explosivos al paso de un convoy de la CRPF.

Este viernes India elevó sus acusaciones contra Pakistán al implicarlo en este ataque homicida.

LEE TAMBIÉN: Trump firmará ley de presupuestos y declarará estado de emergencia

El ministro indio de Finanzas, Arun Jaitley, sentenció hoy, a la salida de una reunión del Comité de Seguridad del Gabinete indio, que Pakistán está "directamente implicado".

Jaitley anunció que la India retirará el estatuto de "nación más favorecida" a su vecino, una denominación que implica beneficios en el comercio entre naciones.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores iniciará todas las medidas posibles, y me refiero a todas las medidas diplomáticas necesarias para asegurar el completo aislamiento de Pakistán en la comunidad internacional", añadió.

Nueva Delhi ha acusado reiteradamente a Islamabad de apoyar el "terrorismo transfronterizo" y de permitir y auspiciar el funcionamiento en su territorio de grupos terroristas que buscan desestabilizar la Cachemira india.

Ambos países han librado dos guerras y numerosos conflictos bélicos menores por el control de este territorio, uno de los más militarizados del mundo.

Por su parte, Pakistán "rechazó enérgicamente" las acusaciones indias por considerar que no se ha producido una investigación que demuestre sus vínculos con el atacante.

Islamabad afirmó que el ataque "es una cuestión preocupante" y aseguró que siempre han condenado la violencia en Cachemira, donde denuncia con frecuencia que las autoridades indias violan los derechos humanos.

El ataque de este jueves es el más mortífero en la región desde que la actividad insurgente de grupos independentistas estalló en 1989, una rebelión armada en curso contra el Gobierno de Nueva Delhi que se ha cobrado hasta ahora unos 75.000 muertos, en su mayoría civiles, según cifras facilitadas a Efe por la principal organización de derechos humanos de la región, la Coalición de la Sociedad Civil de Jammu & Cachemira (JKCCS).

El peor atentado hasta la fecha databa de 2001, cuando un atacante suicida impactó un vehículo cargado de explosivos contra la entrada principal del Parlamento regional, a lo que siguió el tiroteo de varios insurgentes, causando 38 muertos y 70 heridos.

En la región se ha producido además un aumento de la violencia durante los últimos años, produciéndose solo en 2018 la muerte de 250 insurgentes en operaciones militares indias, el número más alto en una década. 

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content