Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Texas ejecutará a un asesino que afirma ser poseído por el 'diablo'

Abel Revill Ochoa, de 46 años, recibirá una inyección letal.

Por: Texas / EFE -

El estado de Texas, programó para el próximo 11 de febrero de 2020 la ejecución del mexicano Abel Revill Ochoa, condenado a muerte por el asesinato de cinco miembros de su familia. Este caso ha llamado la atención en Estados Unidos, debido a que el sujeto atribuye su conducta homicida a una posesión demoníaca.
Ochoa, de 46 años y nacido en la localidad de Vicente Guerrero (Durango, México), recibirá una inyección letal si no lo impide antes la Justicia en la prisión de Huntsville
El 4 de agosto de 2002, Ochoa asesinó en su vivienda de Dallas (Texas) a su esposa Cecilia; a sus hijas Crystal, de 7 años, y Anaya, una bebé de 9 meses; a su cuñada y a su suegro
Publicidad
Según los investigadores, la causa de la masacre fue que Ochoa, que era drogadicto, se terminó el crac que tenía a mano. Los abogados defensores argumentaron que su cliente actuó en un estado de delirio inducido por la droga
Ochoa, por su parte, asegura que no recuerda nada y defiende que "el diablo" le poseyó. El jurado que lo juzgó en 2003 tardó menos de 10 minutos en deliberar y condenarlo a muerte
La ejecución de mexicanos en Estados Unidos ha estado envuelta en polémica ya que en 2004 la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó reconsiderar los casos de 51 ciudadanos de ese país condenados a muerte en EE.UU. en una sentencia conocida como "Fallo Avena". Ochoa entraba en ese grupo, sin embargo, quedó fuera del fallo al ser su condena posterior al proceso.
El Gobierno de México junto a expertos Naciones Unidas en Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han presionado al estado de Texas para que suspendiera la ejecuciones de mexicanos. A pesar de eso, sus palabras no han sido escuchadas y continúan con las sentencias.
Contenido Premium: 
0