Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Alto costo del envasado verde aún es el mayor temor de empresas de Centroamérica

Ante un problema de alto índice de contaminación por envoltorios perjudiciales con el ambiente, los Gobiernos de Centroamérica ponen en marcha leyes para acabar con esa situación.

Foto: Ilustrativa

Por: Panamá / EFE -

El alto costo de las materias primas, la implementación de nuevas tecnologías y campañas publicitarias más agresivas suponen un freno para las empresas que intentan optar por el mercado de productos empaquetados de forma ecológica, indicaron a Efe expertos en el tema.

Ante un problema de alto índice de contaminación por envoltorios perjudiciales con el ambiente, los Gobiernos de Centroamérica ponen en marcha leyes para acabar con esa situación, con esto, cientos de compañías se vuelcan para analizar qué opciones tienen para optar por embalajes adecuados, limpios y rentables.

Publicidad

Helen Arce, ingeniera industrial y consultora costarricense para el desarrollo de nuevos productos dijo a Efe que la región en los últimos años se ha visto engalanada con sus recursos naturales, y ahora los países tienen una carga moral para exponer productos con valores agregados.

"Anteriormente lo principal era que los artículos tuvieran una apariencia bonita o estética. No se puede ahora continuar con esto, hay otros elementos adicionales en el diseño que tienen que ver con elementos verdes, y esto puede ser un cambio abrupto", expresó.

Arce aclaró que las organizaciones sienten temor porque sienten que les afecta económicamente, pero a la final deben perder el temor y dar el salto, y comprender que el consumidor estará dispuesto de asumir el compromiso ambiental.

La experta que participó junto con 4 compañías de Costa Rica en Panamá sobre el uso de empaquetados con valor, indicó que los conceptos compostables, biodegradables y oxodegradable deben ser conocidos por las compañías que los van a usar, dado que no todos se descomponen de manera igual.

Un ejemplo son las bolsas de polietileno, un tipo de plástico altamente contaminante, que tardan casi 400 años en descomponerse, mientras que las biodegradables desaparecen en 25 o 30 años.

"Las empresas, aparte del consumidor, deben pensar que el ambiente es un cliente y eso debe ser esencial cuando se desarrolle el diseño de sus empaques", recomendó la ingeniera.

LEE TAMBIÉN: Desde este lunes es obligatoria la venta de televisores con sintonizador DVB-T

Agregó que los jóvenes han visto crecer un discurso ecoamigable y puede ser aprovechado ahora para generar nuevas estrategias, porque ahora estos reclaman sostenibilidad y cambios transcendentales, y a muchos se le puede dar el mensaje con adecuadas herramientas de mercadotecnia.

"La ventaja de Centroamérica es que está dispuesta a crear nuevas ideas de empaquetados ayudados con la gobernanza local, que es algo elemental", reconoció la especialista.

Actualmente, una decena de países de la región ha logrado medidas vanguardistas contra empaques de bolsas plásticas y otros plásticos de un solo uso. Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Chile, Colombia, Costa Rica y Panamá son líderes en esta lucha.

Dijo que el futuro de los empaques migraran a características que integren elementos como "Internet de las cosas y realidad aumentada", una tendencia que incrementará la experiencia del usuario.

La gerente comercial de la empaquetadora Cajas El Universo, Beatriz Rojas, contó a Efe que los clientes buscan ese concepto verde, útil, y que esté reconocido por certificaciones internacionales.

La representante de esta compañía costarricense -que fabrica y distribuye envasados de cartón, cartulina y papel- añadió que es necesario el uso de materia prima que respete el medioambiente a fin de captar clientes que quieran diferenciarse con un valor agregado verde, que ya no solo es una tendencia, sino una necesidad. EFE

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content