Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

El 4.° que se retracta en caso pinchazos

Por: Redacción Crítica -

El proceso pinchazos se cae a pedazos cada día, porque a cada momento se retractan declarantes aduciendo que sufrieron presiones y todo tipo de acciones por parte de autoridades gubernamentales y del Ministerio Público.

En una carta enviada en el 2016 al juez Décimo Sexto, Enrique Pérez, el exdirector del Consejo de Seguridad Nacional Gustavo Pérez denuncia que sus declaraciones fueron hechas como producto de presiones físicas y psicológicas recibidas, así como del mal asesoramiento de su abogado de ese entonces, quien hizo que yo dijera lo que querían escuchar e incluso se me prometió mi libertad  y se me recalcó que hasta podía ir a la graduación de una hija.

Publicidad

Gustavo Pérez explica que el 4 de febrero de 2015, cuando rindió indagatoria en la Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada, lo habían llevado dos veces al hospital  y estaba tomando más de cinco medicamentos altamente hipnóticos, que no lo dejaban pensar con claridad.


En el ejercicio del derecho que me asiste: “me retracto formalmente y por completo de todo lo dicho el día 4 de febrero de 2015, cuando rendí mi ampliación indagatoria ante la Fiscalía, toda vez que me encontraba en muy mal estado de salud y reitero, hasta pusieron en peligro  mi vida, por eso quiero que se tome en cuenta este escrito donde me estoy retractando”. 


Ya antes se había retractado o denunciado presiones la señora Isabella Stanziola y los exmiembros del Consejo de Seguridad, Ismael Agrazal y Ronny Rodríguez, quienes identificaron directamente al jefe del espionaje presidencial, el militar Rolando López Pérez.

Las retractaciones deben originar un análisis más profundo del caso pinchazos que se adelanta en la Corte Suprema de Justicia contra el exmandatario Ricardo Martinelli y el que radica en los Juzgados 16 y 8 contra Gustavo Pérez y Alejandro Garuz.

Al mismo tiempo, el aparato de inteligencia está moviendo sus tentáculos para desprestigiar a los testigos que se retractan. Ayer un Juzgado de Panamá Oeste impuso una medida de notificación periódica a Jaime Agrazal por presuntos actos libidinosos, cuando la propia madre de la supuesta víctima declaró que eso era falso y la sicóloga del Instituto de Medicina Legal declaró que no había secuelas en la supuesta víctima.

Jaime Agrazal también dijo que toda esa acusación es falsa.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title