Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Fallo en Panamá causa apagón en Centroamérica en vísperas de la JMJ

Una falla en el sistema eléctrico dejó a Panamá entero y a parte de Centroamérica sin luz durante varias horas, a solo días del arranque de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), y mientras jóvenes peregrinos de todo el mundo están llegando al país para acompañar al papa Francisco en este evento.

Tan grande fue el fallo, que en Nicaragua hubo también apagón total, mientras que en Costa Rica y El Salvador fue parcial. Este descalabro masivo sacó de circulación varias plantas potabilizadoras en la capital y el interior del país, lo que afectó el suministro de agua.

Publicidad

Las líneas 1 y 2 del Metro de Panamá (esta última habilitada temporalmente para atender a los peregrinos de la JMJ) quedaron totalmente paralizadas, y los pasajeros tuvieron que bajar de los trenes y caminar en las pasarelas a un lado de los rieles, en una operación de rescate coordinada por equipos de bomberos y de la Cruz Roja Panameña.

Además, el comercio se vio afectado por varias horas, y se atrasó una conferencia de prensa del Comité Organizador de la JMJ.

A las 9:00 de la noche, la Línea 2 había reiniciado operaciones, pero la 1 seguía parada. Algunos puntos altos de la capital aún seguían sin agua potable.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen, el Canal de Panamá y el sistema público de salud reportaron operaciones normales gracias a la puesta en marcha de sistemas de respaldo.

Gobierno sin respuestas

El presidente de la República Juan Carlos Varela y el gerente general de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) encabezaron una conferencia de prensa ayer en la tarde, pero pocas fueron las respuestas.

Según Ferrari, la falla se dio a las 11:42 de la mañana en el sistema integrado nacional, en específico a la línea 2304D entre la Ciudad de Panamá y La Chorrera, y su causa exacta era desconocida hasta ayer. "La falla originaria va a tomar un poco de tiempo definirla", dijo.

Sin embargo, aseguró que el evento no guarda relación con sobrecarga de energía, o aumento de demanda relacionada con la JMJ.

Las provincias de Panamá, Bocas del Toro, Colón, Panamá Oeste, Veraguas, Herrera, la región de Azuero y Chiriquí sufrieron los efectos del apagón.

Por su parte, el presidente Varela pidió paciencia y confianza de que se restablecería el sistema. "Es un incidente que no está vinculado a ningún tema de demanda", insistió el mandatario.

Culpan a Panamá

A nivel internacional, Salvador Mansell, presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) de El Salvador, informó que el apagón en toda Centroamérica se originó por fallas en las líneas de transmisión eléctrica de Panamá.

En Nicaragua, el apagón se prolongó hasta por dos horas en algunas zonas del país, de acuerdo con los testimonios de los usuarios.

La falla ocurrió a las 10:50 a.m. hora local y dejó sin energía y sin internet a los 15 departamentos y dos regiones autónomas de Nicaragua, pero también al suministro de energía “desde Panamá hasta Guatemala“, según la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

En San Salvador el fluido eléctrico se vio interrumpido unos 25 minutos sin que las autoridades hayan explicado la causa.

En Costa Rica, la falta de fluido eléctrico se dio a las 10:45 a.m. y afectó a localidades de la costa del Pacífico, del Caribe, de la región central y varias en las zonas de San José.

SPIA: lo advertimos

La Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), en un comunicado, señaló que ya había advertido un eventual colapso del sistema eléctrico nacional.

"En el 20 aniversario de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), prescindir de los técnicos que conocían la administración del sistema deja en evidencia una Gerencia General que desconoce el trabajo y expone a riesgos incalculables no solamente a la entidad, sino a la economía de todo un país", expuso el gremio.

SPIA recomendó que entre en operación la planta de carbón de Las Minas con capacidad de 300 MW para que alimente la región de Azuero, y a los responsables de las tarimas para la JMJ, habilitar 80 plantas de energía para las bocinas y los problemas de carga que podrían enfrentar.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content