Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Gobierno de Varela ayudó a Guaidó a regresar a Venezuela en vuelo de Copa

Por: Redacción / Crítica -

El gobierno panameño de Juan Carlos Varela habría ayudado al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, a regresar a su país ayer lunes en una operación secreta que sorprendió al régimen de Nicolás Maduro, el cual había impuesto sobre el político opositor un impedimento de salida del país.

Guaidó llegó al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía en el vuelo 224 de Copa Airlines, que partió desde el aeropuerto internacional de Tocumen. Solo cuando el avión había aterrizado y pasó por migración fue que las autoridades venezolanas se enteraron.

Publicidad

Cientos de seguidores de Guaidó lo vitorearon cuando fue visto en la terminal aérea. Además, lo estaban esperando los embajadores de España, Francia, Alemania, Portugal, Chile y los encargados de negocios de Estados Unidos, Países Bajos y Rumanía.

Hasta ayer, el gobierno panameño no había hecho ninguna mención específica sobre su colaboración en la operación secreta para llevar a Guaidó de vuelta a Venezuela, pero el presidente Juan Carlos Varela subió un mensaje a su cuenta de Twitter en la que no solo expresó su solidaridad con el presidente interino, sino que le anexó un video con el himno nacional de Venezuela.

"Presidente interino @jguaido, con el respaldo de su Pueblo y la comunidad internacional, llevará a su país a una solución pacífica, democrática y venezolana de la crisis actual. ¡Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó!", escribió Varela.

La que sí reconoció la operación secreta, y agradeció el gesto fue la embajadora venezolana en Panamá, Fabiola Zavarce, reconocida por el gobierno de Varela días atrás. Sin embargo, Zavarce no dio detalles sobre la operación secreta, ni sobre si Guaidó y Varela se reunieron.

Guaidó había salido de Caracas para viajar a Colombia, en la frontera con Venezuela, y participar en un concierto a favor de los venezolanos y de la entrega de ayuda humanitaria a ese país, asistencia que ha sido impedida por el Ejecutivo de Maduro.

Luego, el presidente interino visitó Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina, siendo recibido con honores de jefes de Estado, y Ecuador.

Antes de conocerse del regreso de Guaidó, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, lanzó duras advertencias al régimen de Maduro. "El retorno a salvo de @JGuaido a Venezuela es de la más alta importancia para Estados Unidos. Cualquier amenaza, violencia o intimidación contra él no será tolerada y tendrá una respuesta rápida. El mundo está observando. Al presidente interino Guaidó le debe ser permitido el regreso a Venezuela de forma segura", tuiteó Pence.

Guaidó, a quien reconocen como presidente unos 50 gobiernos del mundo, fue luego recibido en Caracas por miles de simpatizantes ante los cuales se presentó en una tarima.

"Estamos en una dictadura y no van a entregar voluntariamente el poder, tenemos que presionar", dijo a periodistas Guaidó, luego de hablar a una multitud que se reunió en el este de Caracas para recibirle.

"Luego de las amenazas, aquí estamos", comentó tras decirse "consciente del riesgo" de detención que enfrenta pese a contar con inmunidad parlamentaria, aunque hasta ahora ni la Fiscalía, ni el Supremo de la llamada revolución bolivariana se han pronunciado al respecto.

La única respuesta del régimen de Nicolás Maduro llegó de parte de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien advirtió que el comportamiento y actividades de Guaidó serán "cuidadosamente analizadas por las instituciones del Estado. Se tomarán medidas apropiadas".

Rodríguez insistió en que Guaidó es un venezolano que conspira con Gobiernos extranjeros para derrocar a un Gobierno constitucional.

Guaidó relató que fue recibido por la policía migratoria a la voz de "bienvenido, presidente" lo que evidencia una vez más, dijo, que la cadena de mando en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y en los cuerpos de seguridad "está rota" por la "ilegitimidad" de Maduro.

"Las Fuerzas Armadas, ¿qué más van a esperar? (...) Sabemos que el 80 % está a favor del cambio, lo sabemos, se han comunicado con nosotros, nos han hablado", remarcó tras decirse "más fuerte que nunca" en su empeño de lograr el cese de Maduro como "usurpador", un gobierno de transición y unas elecciones libres.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content