Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Hasta con la pepa debían trabajar en "puticlub"

Por: Jorge Luis Barría -

El panameño Héctor Arquiñes y la colombiana Angélica Jiménez, investigados por explotación sexual camuflada en una sala de masajes que operaba en un edificio de Betania, seguirán presos, al rechazarse una apelación.

El fiscal David Mendoza alegó que la pareja explotaba sexualmente a extranjeras y panameñas pagándoles $900 mensuales, pero tenían que trabajar todos los días inclusive hasta con la menstruación.

Publicidad

Los servicios sexuales los brindaban en unas colchonetas y antes de iniciar la jornada laboral las mujeres, supuestamente, debían tener relaciones con Arquiñes, quien era el que las contactaba y les conseguía a los clientes.

Foto: Víctor Arosemena

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title