Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Mi voto CD

Por: José Raúl Mulino Q. Exministro de Seguridad -

Como todo en la vida, el escenario político cambia, evoluciona. Lo que ayer era de una forma hoy puede variar y toca analizar integralmente el mismo para tomar decisiones. Participar de un partido político, sobre todo CD, que ha sobrevivido junto a muchos de nosotros la arremetida de Varela, me impone analizar esa realidad y tomar decisiones importantes, cónsonas con lo que considero correcto.

Las primarias dejan heridas profundas. Independientemente de los resultados, que se acatan, las diferencias subsisten. Mentira es decir que se borran. Sin embargo, toca analizar el papel que debes asumir ante un escenario electoral en el que nos jugamos la posibilidad de volver a vivir tranquilos, más que el poder mismo. ¿Podía quedarme tranquilo, al margen de todo? Sí. Pero luego de mucho meditar y de atender recomendaciones de muchísimos seguidores, decidí dejar a un lado mis posiciones personales para apoyar al candidato del partido, Rómulo Roux. En medio del momento político no faltaron sugerencias de acercamiento con el candidato Cortizo del PRD, con quien no mantengo amistad, tampoco enemistad, sino que simplemente lo conozco como él a mí, producto de nuestra vida pública. Me resultaba imposible dar ese paso, el cual ciertamente analicé. No por Cortizo, ya que creo es una persona idónea para aspirar, sino por el colectivo en sí, con el que jamás he participado, a pesar de mi amistad personal con muchos dirigentes y miembros de manera civilizada. Era impensable dar ese golpe. Obviamente, el panameñismo varelista no merece mayores razonamientos. Simplemente no a los verdugos vengativos.

Publicidad

Por otro lado, no soy una isla en el colectivo. Mi propuesta electoral canalizó poco más del 30% de los votos del colectivo contra toda la estructura política. La inmensa cantidad de ellos me manifestaron seguirme hacia donde marcara el camino, lo que agradezco. Sin embargo, no creo que era lo conducente, a sabiendas de que vamos a una campaña difícil y de pronósticos reservados por ahora. Además, más de 30 candidatos que me respaldaron fueron acogidos por el partido Alianza, gracias a la gestión desprendida de José Muñoz, realidad que también me imponía no dejarlos a la vera del camino.

En estos temas siempre es bueno ver un poco hacia adelante. El respaldo a Rómulo Roux hoy abre el camino a una batalla sin merma interna. De él dependerá la estrategia del combate y con gusto me he sumado a aportar lo que mi experiencia me permita. Además, los temas vitales de la nación en esta coyuntura me preocupan como bien saben. Ganar es una parte, pero hacer un buen gobierno y desempeñarse con integridad es fundamental. Y si se pierde, lo hice participando y aportando, pero nunca desde la acera del frente.

Noto entusiasmo. No esperaba aplausos de nuestros detractores, que no son pocos, y arropados bajo distintos mantos. Creo no lo esperaban y abrigaban la idea de ver un CD dividido, realidad que responsablemente no podía permitir. He vivido y he sufrido junto a mi esposa e hijos demasiado por ser CD. Como dije, somos sobrevivientes de Varela, que no es poca cosa. La "búsqueda de justicia" fue un burdo paredón mediático y selectivo que aún puede dar coletazos desesperados. Pero al final, considero que la decisión me da tranquilidad y de la mejor buena fe apoyaré a Rómulo y a los candidatos que con Alianza formamos esta coalición.

¡Mientras, el reloj sigue su marcha y cada día que pasa es uno menos de todos ellos allá!

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content