Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

¡No soy culpable... temo que me maten!

Por: Jorge Luis Barría / Crítica Impreso -

"No soy culpable" fueron las palabras de Cristóbal Jiménez Luna ("Tobi") durante la audiencia de apelación por la detención provisional por el homicidio del excapitán y abogado Francisco Antonio “Tony” Grajales.

A pesar de estas palabras, el Tribunal Superior de Justicia confirmó la decisión del Juez de Garantías y mantuvo la detención provisional de "Tobi".

Publicidad

"Tobi" volvió a proclamar inocencia. Con voz tranquila, mirada fija y manos relajadas, que movía mientras hablaba, Jiménez repitió que el día de los hechos llegó a su casa cerca de las 4:30 a.m. y que se levantó cerca de las 11:30 a.m., porque se había enterado del homicidio de Grajales.

"El video que se muestra y que me mencionan, no soy yo, no soy culpable y quiero que esto llegue a las finales", mencionó Jiménez, " Si se me tiene que investigar hasta el fondo que se haga, pero no soy culpable" acotó.

"Lo que me tiene inconforme y molesto es que por un video que no dice, nada, no muestra rostro, ni tamaño, ni nada me quieren vincular", manifestó "Tobi" en su intervención.

Apeló a que el Ministerio Público analice el vídeo del edificio de él, que muestra la hora de entrada y salida el día del crimen. "Mi vida corre peligro en un penal y no vaya a ser que me maten y después aparezca el verdadero homicida", puntualizó el imputado.

"Espero que se haga justicia por el crimen de Tony (Grajales), porque era un excelente amigo, que yo conocía muy bien, que además le conocí muchos secretos y conocí a su familia", expresó Jiménez Luna.

La fiscal Yuriela Medina, indicó que en las diligencias de allanamiento en el apartamento de Jiménez se realizaron con un abogado de oficio y consta en carpetilla, y que lo realizaron luego de que la dueña del apartamento que le alquiló a Jiménez, notificara de una situación que se estaba generado.

La dueña mencionó que mientras Cristóbal estaba en la subestación policial, llamó por vídeo a su esposa y le dio órdenes de que nadie entrara al inmueble, razón que motivó a que la propietaria informara a las autoridades, quienes al realizar la diligencia ubicaron el arma de fuego: una 9 mm y dos proveedores de con 19 municiones, mismo calibre que se utilizó para el asesinato de Grajales. Se está por comprobar si el arma fue la utilizada.

La fiscal mencionó que los vídeos muestran la contextura del supuesto homicida, que según los familiares se trata de Cristóbal, adicional a ello, existen entrevistas de los familiares, entre ellos el sobrino de Francisco Grajales, quien mencionó que su tío lo llamó cerca de las 8:30 a.m. diciéndole de ese día que se iba a ver con "Tobi". "Estos elementos concadenados nos llevan a vincular los hechos", acotó la fiscal Medina.

Por su parte, el abogado querellante, Kevin Moncada Luna destacó que el imputado, quien en audiencia anterior había dado una dirección, hoy dio otra, que adicional a ello el prontuario policivo, hacen ver que el mismo puede ser ese responsable.

El vídeo de una cámara de vigilancia de un vecino y que recién había instalado, fue el que ayudó a que se identificara al presunto asesino de Grajales.

La abogada Jessica Canto, esposa de Grajales, habló ante el tribunal y mencionó que tiene miedo, que incluso la Policía Nacional le ha puesto escoltas y una línea directa para que ella llame ante cualquier acontecimiento. Ella pide protección, para toda su familia y los hijos de "Tony" Grajales, porque Cristóbal estando en una subestación policial, les envió vídeos de un arma de fuego y el licor que más le gustaba a al excapitán. La mañana de ayer el Ministerio Público recibió la alerta de un auto tipo taxi de marca Kia Cerato, que se mantenía estacionado en Plaza Tocumen, quienes al revisarlo, pudieron confirmar que era propiedad de Francisco Grajales.

El taxi se encontraba desvalijado. El hombre que lo mantenía y consta en carpetilla, dijo que la esposa de Cristóbal Jiménez se lo entregó sin rines y otras piezas.

En cuanto a los cinco teléfonos celulares encontrados en el auto de Grajales, fueron enviados para su análisis y hasta el momento los que ya fueron inspeccionado, no se ha encontrado algún elemento relevante referente a su homicidio.

La Fiscalía está a la espera de que de balística le remitan los resultados del arma de fuego incautada en el apartamento de “Tobi”, para determinar si guardan relación con el crimen.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content