Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Panamá y China hablan de comercio e inversión con negociación de TLC en pausa

El nuevo gobierno del presidente Laurentino Cortizo, quien asumió el poder el pasado 1 de julio, aún no ha anunciado cuándo se van a retomar las conversaciones y se ha limitado a decir que se está revisando "con atención y cautela" lo negociado hasta ahora.

Por: Panamá, ACAN-EFE -

Los cancilleres de Panamá y China, Alejandro Ferrer y Wang Yi, respectivamente, conversaron este jueves sobre comercio e inversiones en el marco de la Asamblea General de la ONU, mientras se mantienen en suspenso las negociaciones sobre un tratado de libre comercio (TLC) entre ambos países.

LEE TAMBIÉN:  Gozaine irá a la Asamblea el lunes

La Cancillería panameña explicó en un comunicado que los funcionarios hablaron sobre "la cooperación en materia agrícola, el posicionamiento de potenciales exportaciones panameñas en China, la atracción de inversión china en Panamá, cursos y becas de capacitación y la promoción de la oferta turística en Panamá"

Ambos funcionarios dijeron durante la reunión en Nueva York que la relaciones entre Panamá y China "se fundamentan en principios de amistad, beneficio y respeto mutuo", y manifestaron que "existe el interés político de que dichas relaciones se mantengan al más alto nivel".

El ministro chino de Relaciones Exteriores extendió además una invitación a su homólogo panameño para visitar próximamente el gigante asiático.

Panamá, aliado histórico de Estados Unidos, rompió relaciones con Taiwán en junio de 2017 y las estableció con China, convirtiéndose en el segundo país centroamericano en hacerlo, después de Costa Rica (2007).

El Gobierno del expresidente Juan Carlos Varela firmó una veintena de acuerdos en distintas materias con el gigante asiático y comenzó la negociación de un tratado de libre de comercio (TLC), aunque los equipos negociadores no se reúnen desde abril.

El nuevo gobierno del presidente Laurentino Cortizo, quien asumió el poder el pasado 1 de julio, aún no ha anunciado cuándo se van a retomar las conversaciones y se ha limitado a decir que se está revisando "con atención y cautela" lo negociado hasta ahora.

El gigante asiático también financió un estudio para la construcción de un tren de alta velocidad entre la capital panameña y la frontera con Costa Rica, un proyecto que Cortizo aseguró que no está entre sus prioridades.

La suspensión de las negociaciones del TLC y el rechazo al tren chino hicieron que se dispararan las especulaciones sobre una presunto enfriamiento en las relaciones, algo que las dos partes han negado reiteradamente.

Publicidad
"La relación de Panamá con China es sumamente importante, que no quede ninguna duda", dijo Cortizo semanas atrás durante un encuentro con corresponsales extranjeros.

El giro diplomático de Panamá causó cierto recelo en Washington y altos funcionarios del Gobierno del presidente Donald Trump han viajado a Panamá en el último año para cuestionar los intereses de China en la región.

El último fue el director del Consejo Nacional de EE.UU. para el Hemisferio Occidental, Mauricio Claver-Carone, quien durante una entrevista a la cadena local TVN Noticias aseguró que "las inversiones chinas son mucha espuma y poco chocolate" y que el gigante asiático solo quiere "usar" a Panamá por su posición geográfica.

El embajador chino en Panamá, Wei Qiang, aseguró el pasado 10 de septiembre que las declaraciones de Claver-Carone fueron "denigrantes y sin fundamento" y reconoció que hay "presiones" de una gran potencia, en clara alusión a Estados Unidos, para que Panamá se distancie de China, aunque el diplomático aseguró que estas coacciones no han surtido efecto.

China ya tenía una importante presencia en Panamá antes del establecimiento de relaciones, pues es el primer proveedor de la Zona Libre de Colón (la más grande del continente) y el segundo usuario del Canal, por la que pasa el 6 % del comercio mundial, pues representa en promedio el 15 % del total de la carga que transita en la vía interoceánica.

Sin embargo, desde las nuevas relaciones, las empresas chinas se han adjudicado multimillonarios contratos, como una terminal de cruceros o el cuarto puente sobre el canal. EF

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content