Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

¡Poder económico y político para la ACP!

El llamado poder económico se presta a controlar la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), con las designaciones del embajador Emanuel González Revilla, la vicepresidenta saliente Isabel de Saint Malo y del ministro de la Presidencia, Jorge González.

Con esa propuesta, el grupo económico que lidera el Banco General y el influyente Stanley Motta, tendrá tres fichas que integran la junta directiva de ese establecimiento bancario: Francisco Sierra (exministro consejero del mandatario Juan Carlos Varela), Ricardo Manuel Arango y ahora González Revilla.

Publicidad

Pero, además, en la práctica en la administración Varela se nombrarían a 8 de los 11 integrantes de la directiva del principal activo del país.

En el quinquenio 2014-2019 se nombró a Roberto Roy (ministro del Canal), Francisco Sierra, Óscar Ramírez, Ricardo Manuel Arango, Elías Castillo, Emanuel González Revilla, Isabel de Saint Malo y Jorge González. Todos, salvo Arango, eran funcionarios del gobierno.

Las nuevas designaciones de Varela han generado rechazo en diversos sectores.

El excanciller y exministro del Canal, Jorge Eduardo Ritter, manifestó que "pretender convertir la junta directiva de la ACP en refugio invernal para allegados, habla muy claro del poco respeto que nuestros gobernantes sienten por una institución tan emblemática. ¡Qué vergüenza!"

El exembajador Guillermo Cochez –quien hace 9 días había anticipado esos nombramientos- censuró que Varela se considere un “rey” y preguntó si es que piensa que no hay nadie más capaz que no sean de su círculo de amigos o socios.

Cochez advirtió algo preocupante: Isabel de Saint Malo y el propio Jorge González votaron por sí mismos en el gabinete.

Guillermo Cochez pidió a la población mantenerse vigilantes de la actuación de la Asamblea Nacional, porque ya está bueno del “matraqueo en asuntos esenciales” para el país.

La periodista Sabrina Bacal tildó de “inaceptables” los nombramientos políticos en la empresa más importante del país. "Es la cereza del pastel de un gobierno que prometió institucionalidad y que se ha dedicado a enterrarla. ¡Quiero ver a los diputados cumpliendo su rol!", exclamó.

En esa línea la diputada Zulay Rodríguez instó a sus colegas de la Comisión de Credenciales a rechazar categóricamente el nombramiento inconsulto de allegados al presidente Varela en la junta directiva del Canal. "No podemos permitir que estos ineptos jueguen con el activo más importante de los panameños", añadió.

Por su parte, el catedrático Miguel Antonio Bernal preguntó "¿qué saben los 3 propuestos para la ACP sobre el Canal? De lo que sí saben es cómo saquear las arcas del Estado. Hay que ponerles un alto".

Rómulo Roux, candidato presidencial por CD-Alianza, dijo que no se puede permitir que un activo tan importante como el Canal de Panamá se politice para nombrar a alguien "enviado o manipulado por el Ejecutivo".

En tanto, el candidato presidencial del PRD, Laurentino Cortizo, manifestó que las designaciones de miembros del gabinete, no manda un buen mensaje y sugirió su no ratificación.

Para el colectivo Frenadeso, las designaciones de Varela en la ACP, es una demostración de que “sigue el Gold Roll y la politiquería” en las designaciones de la directiva del Canal.

El candidato a vicepresidente Guillermo Márquez Amado manifestó que con esas designaciones, el presidente Varela revela un criterio politiquero de capataz, que es inaceptable y pequeño para los intereses de la nación.

La profesora Maui Saint Malo reaccionó con el comentario: “Gabinete de amigos de la infancia llevó a este gobierno a donde está y en la ACP sigue con lo mismo”.

El exsecretario de prensa de la Presidencia, Boris Moreno, sostuvo que es “desfachatez” designar a personas que son ministros del actual gobierno como directivos del Canal de Panamá, ya que se mezcla la política en la empresa más importante del país, donde debe imperar la capacidad e imparcialidad.

El médico Xavier Sáez Llorens resaltó que "siempre nos quejamos de que la injerencia político-partidista ha sido nefasta en los sectores de salud y educación... pero esa injerencia en el Canal de Panamá, no solo es inadecuada sino muy peligrosa... los gobiernos prometen trabajar con decencia, pero nunca lo cumplen...".

Para el candidato a la vicepresidencia José Gabriel Carrizo el nombramiento de Isabel de Saint Malo, y de Jorge González, es una "burla al pueblo, porque son colaboradores íntimos de Varela".

Además, destacó que De Saint Malo tenía la misión de defender a Panamá, para que no sea incluido en listas negras como en las que nos puso la Unión Europea por lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, pero “simplemente no hicieron su trabajo y fracasaron”.

El tuitero Erick López fue más ácido y preguntó ¿por qué Varela “no los nombra en su fábrica de seco? Que cargue con sus bultos y que no se los tire a otros para que los mantenga el Estado ahora que prontito quedan desempleados. Seguro que fuera del Gobierno, no pueden mantener sus lujos y quieren seguir succionando dineros de los panameños".

La vía interoceánica, por la que pasa el 6% del comercio mundial, está gestionada de manera autónoma por un administrador y una junta directiva de once miembros, que son designados en su mayoría por el Ejecutivo y que deben cumplir mandatos de nueve años.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content