Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Pompeo vuelve alertar sobre negocios con China

Por: -

En los días previos a la celebración en Panamá de la Cumbre Empresarial China-LAC, que busca reforzar las relaciones comerciales y de negocios con América Latina y el Caribe, EEUU volvió alertar sobre los riesgos de los negocios con el gigante asiático.

Hace poco, el secretario de Estado Mike Pompeo alertó en Lisboa sobre los riesgos de otorgar las redes de 5G a empresas chinas, al considerar que el Partido Comunista de China "no dudará" en usar cualquier herramienta para la represión.

Publicidad

"Tenemos que evaluar cuidadosamente los riesgos de las inversiones chinas en estas áreas estratégicas y sensibles (...). El Partido Comunista de China (PCCh) no dudará en usar cualquier herramienta disponible para reprimir a sus propios ciudadanos y a otros en el mundo", dijo Pompeo.

El secretario de Estado aseguró que Washington reconoce la "soberanía" de todas las naciones para tomar sus propias decisiones, pero señaló que Estados Unidos ha intentado durante los últimos dos años dejar claro a sus aliados los riesgos que existen.

"Hemos abordado esto de forma consistente en todas partes. Comienza con la seguridad nacional estadounidense. Tenemos que proteger la privacidad de los ciudadanos estadounidenses", dijo, y añadió que su Administración quiere asegurarse de que la información "no va a acabar en manos de un actor malicioso o del Partido Comunista de China".

Hace seis días, la Cámara aprobó un proyecto en votación de 407-1. llamado Ley de Política de Derechos Humanos de los uigures, condena la detención del PCCh de aproximadamente 1 millón de uigures, kazajos y otros en la provincia de Xinjiang.

La Ley de Política de Derechos Humanos de los Uigures requeriría que la Casa Blanca enumere ante el Congreso a los funcionarios chinos que violen derechos humanos.

El proyecto de ley no solo permitiría que la administración Trump sancione a los funcionarios chinos. También le permitiría a Washington prohibir las exportaciones chinas a los Estados Unidos.

Además la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong complicará, aún más, la relación diplomática bilateral con China. Según la ley, el secretario de Estado de EE.UU. debe tomar una decisión cada año sobre si la fórmula de "un país, dos sistemas" que garantiza el sistema legal independiente de Hong Kong y las libertades civiles seguirá intacta.

En caso de que no, EE.UU. podría revocarlos privilegios económicos y comerciales especiales que le extiende al territorio chino semiautónomo. Eso, a su vez, enfurecería a China y probablemente provocaría una respuesta concreta del líder chino.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content