Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Reciclaje en La Joyita: pasaporte a la reinserción y la libertad

Por: -

El Centro Penitenciario La Joyita y al Comité Internacional de la Cruz Roja, establecieron un programa para abrir paso a un modelo pionero que fusiona la actividad del reciclaje, la resocialización y la reinserción de privados de libertad.

El proyecto denominado EcoSólidos hace posible el reciclaje el 80% de la basura que se produce en el lugar, contribuyendo así a reducir considerablemente la contaminación y los problemas de salud a raíz de la mala disposición de los desechos.

Además la iniciativa abrió las puertas para que se lleven a cabo otro tipo de programas, tales como la donación de más de 5,000 plantones para reforestación y la creación de barreras bases para evitar que la basura llegue a los océanos.

Publicidad

Para el Jefe de la Delegación Regional para Panamá y el Caribe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Gisueppe Renda, con sede en el campus de Ciudad del Saber, se trata de una iniciativa única que nace con el objetivo de transformar un problema en una oportunidad.

Panamá produce 4,800 toneladas de basura por día, cada panameño contribuye con 1.2 kg/día. Solo el 5% de esa basura es reciclada.

¿Cuál es el rol de los privados de libertad en este programa?

Para inicios de 2019, 625 privados de libertad en La Joyita laboraban en las diferentes secciones de EcoSólidos. Esto representa el 15% de la población total de La Joyita y el 23.5% de la población del sector de mínima seguridad, donde se desarrolla el programa. Es el programa que ofrece más puestos de trabajo y oportunidades de resocialización en el Complejo Penitenciario Las Joyas.

El trabajo con EcoSólidos permite la conmutación de condena. El personal trabaja seis días a la semana, ocho horas diarias con dos pausas de 30 minutos, en relación de 2:1, es decir, por cada dos días de trabajo se reduce uno de condena. Esto les permite reducir cinco meses y 22 días por cada año de trabajo, el máximo tiempo autorizado por la normativa penitenciaria panameña.

EcoSólidos también permite que los detenidos adquieran conocimientos poco comunes, pero que tendrán demanda en el futuro cercano. Los privados de libertad puedan aspirar a una posición especializada en un campo laboral que apunta a ofrecer oportunidades de trabajo para

Gisueppe Renda destaca que antes del programa, La Joyita estaba saturada de desechos de todo tipo. Los malos olores, los gases de fermentación, los insectos y roedores habían convertido el centro penal en un gran vertedero, afectando a más de 5,000 privados de libertad y a centenas de funcionarios, custodios, policías y visitantes.

Ahora, con la puesta en marcha de EcoSólidos se logró un impacto positivo casi inmediato en el centro penitenciario, al hacer las condiciones de vida más salubres y dignas para todos. El mayor logro está en el futuro de cada uno de los privados de libertad que participan del programa, es decir lo que ocurre luego de que salen de prisión y lo que le están devolviendo a la sociedad, explicó Renda.

A unos 70 privados de libertad que participaron en el programa se les benefició con la figura de libertad vigilada o prelibertad y se le colocó en una empresa de manera temporal para darles una oportunidad laboral, mientras se reintegran a la sociedad. El porcentaje de efectividad en 2018 fue de 99%, solo un detenido regresó a la cárcel.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content