Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Sector agro pierde la paciencia

Regaron leche y regalaron producto a los transeúntes.

Jorge Luis Barría Crítica

La desesperación de los productores panameños los llevó ayer a trancar el país en varios puntos estratégicos para exigir al Gobierno que solucione, de manera urgente, la crisis que vive el sector y que reduzca la “desmedida” importación de alimentos.

Fue una protesta muy particular. Se ordeñó una vaca en plena vía Interamericana, se pelaron piñas y le ofrecieron a policías que, entre dudas, aceptaban el pedazo de fruta; se regó la leche y arroz en plena calle, hubo tamboritos y hasta la amenaza de un ministro-militar de meter preso a un agricultor cabreado de los cuentos gubernamentales.

Publicidad

“Los Gobiernos no entienden otro idioma que no sea el cierre de calles. Trancamos (las calles) el día 29 (de julio) y lo estamos haciendo nuevamente porque no ha habido respuesta. El sector está en crisis. Las importaciones desmedidas están acabando con el sector”, dijo un agricultor de La Villa.

Las protestas se desarrollaron desde primera hora de la mañana en Azuero, Veraguas, Panamá Oeste y Panamá Este.

“Aquí la leche estaba a 50 centavos, la bajaron primero a 38 centavos y luego a 33 centavos. Creo que ahora la van a volver a bajar a 28 centavos. Así no se puede, los números no dan. Pero el consumidor va a los supermercados y los precios están por las nubes”, aseguró un productor.

Temor por desaparición del sector

En tanto, los porcicultores se quejaron en la Asamblea Nacional que unos $65 millones genera para los importadores la venta de carne de cerdo, mientras que los porcicultores nacionales van desapareciendo por la falta de mercado.

Carlos Pittí Ceballos, presidente de la Asociación de Porcicultores, puntualizó que al paso que lleva el país, si esto no se arregla, cada día más se hundirán en la ansiedad, porque vislumbran su desaparición poco a poco. También manifestó que el peligro se acentúa con la disputa entre China y Estados Unidos.

En La Pesa de La Chorrera los productores bloquearon con sus vehículos y cabalgaduras, las cuatro vías de la carretera Interamericana.

Los lecheros procedieron a distribuir leche recién ordeñada, regar una carga de piña sobre la carretera y pacas de forraje.

Rubelio Herrera, ganadero de La Chorrera, enfatizó que las entidades bancarias “están presionando por los pagos”, lo cual hace más crítica la situación que viven los productores.

Cumplidas dos horas del cierre de la vía, se presentó el ministro de Seguridad, Alexis Bethancourt, y posteriormente los antimotines.

El militar designado ministro invitó a los dirigentes a una reunión en la Presidencia con el mandatario Juan Carlos Varela, quien se vio obligado a adelantar el encuentro que había programado para el 16 de agosto.

En La Chorrera, uno de los productores cuestionó a Bethancourt y este pidió respeto. "No me hables así, porque yo mismo te llevo preso", exclamó el ministro.

Provincias centrales

En tanto, productores de Herrera y Los Santos se apostaron, desde las primeras horas del día, en el puente sobre el río La Villa.

Al son de la música típica, tamboritos, consignas y portando pancartas, los productores se mantuvieron por siete horas en el área del puente.

Por su parte, productores de Coclé y Veraguas cerraron los cuatro paños de la vía Interamericana, en la región central de Divisa. 

Los manifestantes con vacas lecheras y cientos de quintales de arroz en mano, botaron su producción en plena calle, como muestra de la falta de mercados para ubicar sus cosechas a causa de las importaciones. 

Incluso los productores de leche aprovecharon el cierre para ordeñar el ganado en mitad de la vía y mostrar la tarea que habitualmente ejecutan en el campo panameño. 

Por su parte, en Tortí, camiones, vacas, grillos, caballos, arroz, comidas, frituras, entre otros fueron los elementos que utilizaron los cientos de productores de leche, carne, arroz, maíz de Panamá Este en su protesta.

Los trabajadores del campo cerraron la vía a las 5:40 de la madrugada en Tortí, donde pusieron camiones, grillos, y al ritmo de tamboritos siguieron con el cierre por más de dos horas causando un gran tranque.

A esta medida de protesta se sumaron los estudiantes del Instituto Profesional y Técnico Agropecuario de Agua Fría, quienes como futuros agricultores rechazaron lo que está haciendo el Gobierno contra el producto nacional.

El cierre en la zona este de la ciudad de Panamá duró más de cinco horas, afectando a miles de personas, quienes optaron por caminar para poder hacer transbordos y así llegar a sus destinos.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title