Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Varela se saca del sombrero la 5.ª papeleta

A seis meses de culminar su gobierno, el mandatario Juan Carlos Varela intenta comprometer al próximo gobierno para que cumpla una promesa que él hizo ...

Por: Redacción / Crítica -

A seis meses de culminar su gobierno, el mandatario Juan Carlos Varela sacó del sombrero no un conejo, sino una propuesta para comprometer al próximo gobierno para que cumpla una promesa que él hizo en la campaña del 2014: una Asamblea Constituyente.

Varela desde temprano montó el escenario para lo que venía, copó con su guardia presidencial armada de guerra todos los pasillos del Palacio Justo Arosemena y hasta llamó indirectamente corruptos a los diputados.

Publicidad
Antes la presidenta de la Asamblea, Yanibel Ábrego, había advertido que la democracia no se puede pretender acomodar a los placeres particulares y que Varela debía respetar si no le ratifican sus diputados.

En el Órgano Legislativo pasó de todo. Ocho de 9 magistrados no acudieron a escuchar el último informe del seismesino mandatario. Desde las gradas –cuando Varela se tiraba su discurso- Luis Eduardo Camacho hizo lo contrario a San Pedro, gritó tres veces: ¡libertad para Ricardo Martinelli!

Para cerrar con broche de oro, Martinelli resumió la jornada con que todo fue “pura paja… lo único bueno fue cuando Varela anunció que en seis meses se larga”. Todo eso no sucedió en Macondo, el pueblo ficticio de Cien Años de Soledad, sino en Panamá.

Paso a paso

Con el preludio de un Órgano Legislativo que amaneció tomado por la guardia presidencial del SPI, propuso en su último informe a la nación incluir en las próximas elecciones una 5.ª papeleta -como un plebiscito no vinculante- la futura convocatoria de una constituyente.

Varela dijo una cosa ante el Pleno, pero en su carta ante el Tribunal Electoral deja abierta la convocatoria de la consulta a una decisión de su administración mediante un Decreto Ejecutivo, Resolución de Gabinete y por último, a través de una ley aprobada por la Asamblea Nacional.

En su discurso en el Pleno, el saliente presidente exclamó que el “pueblo decida si las reformas constitucionales necesarias se hacen a través de una asamblea constituyente paralela, una originaria o por la vía de reformas tradicionales mediante dos asambleas".

El jefe de Estado señaló que la demora de cumplir con esa promesa de campaña fue porque "en los últimos cuatro años no existió un ambiente propicio" para convocarla.

El artículo 314 -que fue citado por Varela en su carta al Tribunal Electoral- precisa que una vez acogida la propuesta, el Tribunal Electoral tendrá un plazo no menor de 3 meses y no mayor de 6 meses para hacer la convocatoria de la elección de los 60 constituyentes que integrarían la constituyente que funcionará de manera paralela a la Asamblea.

La Asamblea Constituyente Paralela tendrá un periodo no menor de seis meses ni mayor de nueve meses para entregar al Tribunal Electoral el nuevo texto constitucional, que será sometido a referendo en un periodo no menor de tres meses ni mayor de seis meses.

Ya el presidente del Tribunal Electoral, Heriberto Araúz, advirtió que para incluir una papeleta especial previamente, la Asamblea debe dictar una ley y tienen hasta el 31 de enero para realizar la consulta, ya que el "Código Electoral no permite una papeleta adicional para un plebiscito o una consulta de esta naturaleza”.

Varela también cuestionó a los diputados y les dijo frente a ellos que no era ajeno a que la ciudadanía está cuestionando fuertemente a este Órgano Legislativo por la forma en que algunos de sus integrantes manejaron los recursos públicos asignados por la ley de presupuesto.

Varela -en su discurso en el que recurrió a la nostalgia y en pregonar que se siente tranquilo por haber dado el mejor esfuerzo para llevar este país en paz, con transparencia, equidad y justicia social- también resintió que ha pagado un alto costo político por mantener la gobernabilidad.

El pueblo reclama más transparencia en el manejo de los fondos de la Asamblea y, sobre todo, pide mayor rendición de cuentas a los políticos que manejan dineros públicos del deporte panameño, advirtió.

El presidente también emplazó a la Asamblea para que respete su mandato constitucional, incluyendo el nombramiento de altos funcionarios, algunos que por su trascendencia deben ser designados en periodos escalonados para evitar la concentración y abuso de poder. “Ante ustedes y el país demando que la Asamblea Nacional cumpla con su obligación y se pronuncie sobre las designaciones enviadas por el Ejecutivo, para no trastocar el balance constitucional por intereses políticos”, expresó.

Juan Carlos Varela dijo, además, que el ambiente político, mediático y ataques constantes han creado en muchos panameños un sentimiento negativo sobre el camino que lleva el país; a los productores, no permitan que la política, los partidos o la campaña nos divida. “Panamá no se merece escenas como las que vimos semanas atrás, con ministros con su integridad física amenazada y con productores respondiendo por acciones que pudieron haber violentado las leyes del país”, manifestó.

Reacciones

El exembajador en Washington Eloy Alfaro expresó que "el operativo militarizado por el SPI para situar el recinto legislativo, es indicio de escalada de confrontación por el presidente que no augura nada bueno".

Para Ebrahim Asvat, "es muy irresponsable de un presidente dejarle un muerto suyo al próximo gobierno y poner al país a decidir la forma cómo se formalizará una nueva constitución".

Según José Raúl Mulino, el mandatario Varela "jugó con la opinión pública con la 5.ª papeleta, porque bien sabe que no prosperará y que la Carta Magna no será cambiada vía constituyente. Usemos el debate, sin rehuirlo, como medio y no como fin para sustentar posiciones de fondo. ¡La constituyente es la vía!".

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content