Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Clientelismo y política

Por: -

Aneldo Arosemena

Periodista

Un rasgo histórico de la política panameña ha sido el clientelismo, lo que ha permitido que conocidas figuras, repitan y repitan en cargos públicos, toda vez que tienen una audiencia cautiva a la que periódicamente le ofrecen prebendas para asegurar su lealtad, “lealtad”, que incluso se transmite de generación en generación.

Tales costumbres insanas, han proliferado en nuestro medio, porque tenemos un electorado inculto y políticamente atrasado, y a ellos apuestan los políticos tradicionales.

Publicidad

Para los que tienen memoria histórica o vivencias personales, la actual situación nos retrotrae a antes de 1968, cuando la tónica de la campaña electoral era la gorra, la pachita de licor, el suéter y un dólar, que en esa época equivalía a cinco hoy día.

Tales practicas se han acrecentado en la actual contienda electoral, ya que todos los candidatos, lo que ofrecen es dinero y facilismos, que lo que en el fondo buscan es la compra de conciencias.

No se apuesta por la educación, no se habla de la lucha contra la corrupción, sobre temas de medio ambiente todos callan, en fin los temas fundamentales, no están en las agendas de los candidatos.

Todo se reduce a promesas polítiqueras, que lo que hacen es mantener el estatus quo, en el que una minoría económicamente poderosa se beneficia de la explotación del trabajo asalariado.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content