Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

¿Existe conciencia ecológica?

Por: Silvia Morán Activista Ambiental -

El tema del medio ambiente cobra cada día mayor importancia en el mundo. Años atrás se le daba poca importancia a la ecología, pero hoy en día es materia de altísima prioridad.

La contaminación ambiental, la concentración de material plástico en los océanos, la carestía o ausencia del recurso hídrico, el calentamiento global y otros problemas relacionados con el medio ambiente constituyen asuntos que interesan a toda la humanidad.

Publicidad

No cabe duda de que los problemas medio- ambientales son causados mayormente por el hombre, pero resulta ahora claro que estamos pagando el precio por los problemas que estamos creando. El calentamiento global amenaza a todo el planeta y ya existen estudios que indican que en pocos años las temperaturas serán insoportables y el nivel de los océanos se elevará inundando áreas que anteriormente eran islas, ciudades o poblados. La mayoría de los países suscribieron el acuerdo de París para controlar el calentamiento global, pero actitudes como la de los Estados Unidos, que se retiró del acuerdo, ponen en peligro el resultado exitoso de las gestiones medioambientales.

¿Cómo andamos en Panamá en materia medio- ambiental? Por una parte, hay que reconocer que ya existe un ministerio MiAmbiente que tiene oficinas regionales y funcionarios en todo el país. También contamos con un sistema que obliga a las empresas que van a realizar proyectos a presentar un estudio de impacto ambiental al Ministerio de Ambiente a efectos de que esa oficina indique si el proyecto es factible o recomiende medidas de mitigación.

Recientemente salió a la luz pública el fallo de la Corte Suprema sobre Minera Panamá y existe preocupación en varios sectores por la forma como se está explotando la minería en el área del distrito de Donoso. Pero este no es el único proyecto importante que está afectando el medio ambiente. Tenemos casos como el proyecto del Puerto Isla Margarita que fue objeto de un amparo de garantías constitucionales por la afectación a los arrecifes de coral en el área del Atlántico. Lo cierto es que este proyecto y varios otros continúan realizándose en forma irresponsable, a pesar de las preocupaciones y acciones legales de las asociaciones medioambientales.

En Panamá el mayor problema medioambiental es la deforestación que está destruyendo a paso acelerado los bosques primarios en Darién y en otras áreas. Esta deforestación puede afectar seriamente el volumen de agua que necesitamos en la agricultura y en otras actividades.

Tenemos también el problema cultural de quemar los herbazales o montes. Esto no ha podido solucionarse, y en la época no lluviosa de enero a mayo, vemos muchos incendios provocados por negligencia, ignorancia o maldad.

La gran esperanza que tenemos es la generación que se está formando y que tiene una mayor conciencia ecológica que la generación actual. Me pregunto si esta generación va a permitir que proyectos como Minera Cerro Quema, Minera Panamá y el Puerto de Isla Margarita se lleven a cabo con pobre control ecológico. El peligro es que nuestro medio ambiente se afecte más rápido de lo que pensamos y sea muy tarde para que la generación que se está formando pueda hacer algo.

Si el lector piensa que estas preocupaciones son producto de la fantasía, les adelanto que ya se sabe de ciertas áreas en la República de Panamá que serán inundadas por los océanos Pacífico y Atlántico con el consiguiente perjuicio económico y social.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title