Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Reclame sus derechos

Por: Abilio Abel González López Comunicador social

En determinado momento, al presentarse una inusual situación durante una compra de un bien o prestación de un servicio, a las personas no les quedan más remedio que mostrar su insatisfacción, exigiendo el respeto a sus derechos.

Reclamar es un derecho que tiene el consumidor al verse afectado por anomalías o prácticas desleales que ocurran en cualquier local comercial. Cuando se presente un problema con algún producto o servicio, no se resigne; muestre su inconformidad. Si no reclama, está estimulando esa conducta irregular del comerciante infractor. La primera vía para reclamar es la directa, dirigiéndose al propio proveedor, en lo posible con el gerente o al centro de atención al cliente, que tenga la capacidad para solucionar el problema. No se exalte, pero actúe con firmeza y decisión.

Un ejemplo de este caso es cuando, en algunas ocasiones, al comprar un producto cuyo precio es anunciado en el anaquel, y al pagarlo el lector de código de barras le registra un precio mayor, y nos quedamos callados porque solo representa unos centésimos más. Sin embargo, la Ley 45 de 2007, señala en el artículo 56 que “...En caso de que un producto tenga más de un precio marcado por el proveedor, prevalecerá el menor, y estará obligado a venderlo con ese precio...”.

Asimismo, la mencionada legislación de protección al consumidor establece que todos los bienes que se ofrecen en un determinado local comercial, deben tener en forma clara, precisa y en un lugar visible el precio al contado de los mismos. Y esta es otra situación, que afecta a los consumidores y que no puede pasar desapercibida. Pues es notorio observar, que en muchos establecimientos se incumple con este derecho de informar sobre los precios.

En caso de agotar su reclamo por la vía directa, sin conseguir resultado positivo, deberá pensar en otras alternativas para que su caso sea atendido, tales como acudir a las respectivas autoridades administrativas para exponer su situación. En los casos mencionados anteriormente, se debe reportar ante la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco). Y si el reclamo es por irregularidades en los servicios de electricidad, agua y telecomunicaciones (internet, telefonía residencial o móvil celular, televisión pagada), la Autoridad de Servicios Públicos (Asep) en la entidad encargada de orientar y brindar la ayuda requerida.

Para que todo reclamo sea efectivo, es muy importante presentar la respectiva factura, el certificado de garantía y todo documento donde se compruebe la transacción comercial realizada. Recuerde exigir siempre estos documentos y conservarlos, porque podrá necesitarlo en caso de presentarse un inconveniente.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title