Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Salta tortuga, salta…

Por: Carlos Christian Sánchez Columnista -

El pasado martes, un amigo coloca en un chat de Whatsapp que en San Felipe habían convocado a los relacionistas públicos y demás voceros defensores del Gobierno ñame, a una reunión de “regaño”. Como era de esperarse, amenazas y gritos llovieron, para quienes tienen la dura tarea de proteger a una administración inexistente, que no vela por el interés popular. Menos aún, a sus propios jefes ministeriales que prefieren renunciar al cargo, meses antes de la debacle inminente.

También el propósito era reiterar a toda costa, que no se destaque en los medios afines al Mottin, la serie de reportajes de la periodista Adela Coriat sobre los expedientes amañados realizados por un reconocido abogado para implementar una campaña de “Lawfare”, contra dirigentes opositores del partido Cambio Democrático (CD). Y así fue.

Publicidad

Desde el lunes hasta la fecha, ni las televisoras de la 12 de Octubre y la Tumba Muerto, al igual que los dos impresos del “Evasor de Coronado”, no han dicho ni pío de los expedientes “saltarines”. Noten que el afamado presentador matutino ni mencionó una palabra de los reportajes del diario La Estrella. Tampoco la ex vocera presidencial, que no pierde tiempo en criticar al “Loco” o los opositores a su otrora jefe. ¿Silencio a la verdad?

Gracias a Dios, existen las redes sociales y los medios internacionales ya conocen de las burdas maniobras del varelismo para perseguir a Cambio Democrático y exfuncionarios de la pasada Administración. No hay relacionista público que pueda justificar el desprecio que tiene sometido el actual Gobierno al pueblo panameño. Jamás el país había vivido una crisis económica como la actual. Por ello, muchos anhelamos que el 5 de mayo de 2019 llegue pronto, para darle bola negra a esta pesadilla.

Es una pena que reconocidos periodistas callen, porque deben cumplir con la línea editorial o por las amenazas de los dueños del medio, que odian al “Loco” porque los puso a pagar impuestos que ellos evadían. El panameño es sabio y en las urnas, hablará. Recuerden, no hay mal que dure cien años y cuerpo que lo aguante.

Larga vida y prosperidad para todos. Saludos, amigas y amigos todos.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title