Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Salud mental: estigma

Por: -

Por Gabriela Arosemena Montenegro

Twitter: @Gabby_Aro

Ayer se celebró el Día Mundial de la Salud Mental, es válido mencionar que todos en algún momento de nuestras vidas sufrimos de algún quebranto de salud mental, pero, ¿cuántos somos capaz de admitirlo y buscar ayuda? Veo con frecuencia cómo se habla de acabar con los estigmas y la discriminación hacia las personas con algún padecimiento mental; sin embargo, he sido testigo de reacciones de rehuida cuando una persona inundada por el bochorno admite haber recurrido a un profesional de la salud mental (psicólogo, psiquiatra) y más aún si por la magnitud de la crisis ha tenido que ser hospitalizada.

Sabemos cuándo algo anda mal con nosotros, pero lo pensamos dos y tres veces antes de admitirlo a terceros, ya que no siempre las respuestas son las esperadas; son apartadas y con frecuencia dejan de ser tomadas en serio por estar “locas”; pero hay algo importante sobre esto y es que acudir donde un psicólogo o un profesional de esta área no implica una patología “per se”, en ocasiones basta con ser escuchados para sentirnos mejor.

No pienses mal de la persona que te cuenta lo triste o desesperado que se siente; escúchalo o si lo consideras prudente, sugiérele buscar ayuda, no hay nada de malo en ello.

Cultivemos el respeto hacia el paciente de salud mental, juzgar menos y escuchar más.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title