Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Caficultores de Capira buscan certificar su producto para la exportación

Para la el procesado del grano de café, Acacpa, ya cuenta con una tostadora, una moledora y una selladora del producto empacado.

El registro de la marca Cuencafé aún es gestionado por la oficina de Responsabilidad Social Empresarial de ACP y Fundación Natura. Foto: Eric Montenegro

Por: Eric Ariel Montenegro / Web -

Los productores de café agrupados en la Asociación de Caficultores de la Cuenca del Canal de Panamá (Acacpa), buscan aumentar sus ingresos a través de la venta del grano ya procesado y una marca comercial.

Esta asociación reúne a pequeños y medianos caficultores ubicados en las subcuencas de los ríos Cirí Grande Trinidad en el distrito de Capira, provincia de Panamá Oeste.

Publicidad

En esta zona cafetalera, la media de producción de café por hectárea es de diez quintales, una cifra que algunas fincas han superado.

Antes de que finalice el año, los caficultores de esta región pretender introducir al mercado la marca Cuencafé, resultado del procesamiento del café Robusta (Coffea Canéphora) que se produce en esta zona.

Para la el procesado del grano de café, Acacpa, ya cuenta con una tostadora, una moledora y una selladora del producto empacado

El equipo fue aportado por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Fundación Natura, organismos financieros y de cooperación internacional como el FOMIN-BID y el Banco Latinoamericano de Desarrollo- CAF.

Arturo Cerezo, agrónomo del Canal de Panamá, explicó que el equipo tiene una capacidad de procesamiento de 20 libras cada 20 minutos.

LEE TAMBIÉN: Se encadenan en protesta contra separación de funcionarias de Puerto Caimito

Para los próximos meses, dijo Cerezo, una empresa contratista desarrollará procesos de tostado, molido y empacado de café con la finalidad de definir los procesos necesarios para establecer la taza de café de Cuencafé

Ello con la intención de establecer técnicas adecuadas para el tostado, molido y empacado del café considerando el desarrollo de habilidades sensoriales (óptica, olfato y gusto) orientados a la catación y control de calidad.

Esta iniciativa, dijo la caficultora Dinny de Olmedo, va ligada a la solicitud hecha al Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), para la certificación de la semilla de café Robusta utilizada en las fincas cafetaleras de esta zona.

Estas certificaciones son necesarias para la futura exportación del producto al mercado internacional.

Además de refrendar aquellas fincas que están desarrollando buenas prácticas agrícolas y amigables con el ambiente,

El registro de la marca Cuencafé aún es gestionado por la oficina de Responsabilidad Social Empresarial de ACP y Fundación Natura.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content