Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Están en la calle

Los afectados no han podido sacar sus pertenencias de las casas. Foto/Eric Montenegro

Por: Eric Montenegro Panamá Oeste -

Unas cinco familias debieron abandonar sus residencias en la barriada Altos de Cáceres, en Arraiján, a consecuencia de deslizamientos de tierra en un cerro próximo al lugar.

Las familias fueron desalojadas el pasado martes, por orden del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), tras suscitarse los primeros deslizamientos y por el riesgo de nuevos eventos.

Publicidad

Esta decisión del Sinaproc mantiene a 17 personas, entre ellas menores de edad, pernoctando en casas de vecinos y cuartos de alquiler.

Rafael Gantes Barría, dueño de la vivienda más afectada, dijo que el Sinaproc no les permitió sacar ninguna de sus pertenencias, por lo que han quedado desprovistos de ropas y alimento.

Gracias a la solidaridad de los vecinos, las familias afectadas han podido tomar alimentos durante dos días, aunque no han podido asistir a sus trabajos.

Pese a que el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) realizó la inspección del área, las familias dicen desconocer si serán reubicadas o si les será cedido algún subsidio para alquiler.

En abril del 2017, las familias de Altos de Cáceres reportaron al Sinaproc deslizamientos de tierra en el cerro, aunque no se efectuó ningún tipo de inspección.

Barría dijo haber invertido sus ahorros en la construcción de gaviones y canales para desviar el agua que corría desde el cerro y proteger su casa, en la cual vive desde hace siete años.

Por su parte, Julio Guevara reclamó al Sinaproc y el Miviot el haberlos dejado a su suerte e incluso no haberles dado tiempo para sacar de las residencias a sus mascotas.

Las familias esperaron por horas una nueva inspección del Sinaproc a sus viviendas y determinar su futuro.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title