Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Sin vados ni calles

Los moradores exigen respuestas concretas por parte de las autoridades. Foto/Thays Domínguez

Por: Thays Domínguez Azuero -

Las primeras lluvias intensas que han caído sobre algunas áreas de la región de Azuero durante los últimos días, han tenido consecuencias en vados y caminos, afectando a cientos de moradores.

Inclusive, los moradores han reportado que vados que ya habían sido afectados por inviernos de años anteriores, continúan representando un peligro, por lo que piden pronta respuesta a las autoridades.

Publicidad

Tal es el caso que viven a diario los residentes de las comunidades de El Cedro y Chupá, en el distrito de Macaracas, en la provincia de Los Santos, quienes se encuentran sin un vado por donde cruzar desde el año 2017.

Este vado fue arrastrado por una fuerte corriente del río Estivaná, y desde entonces los moradores han solicitado solución, sin éxito.

Los residentes de estas comunidades tienen temor de que con la entrada de las lluvias, se lea dificulte cruzar por el río, tanto en carro como a pie, y que sus vidas corran peligro, por lo que piden a las autoridades hacer algo al respecto.

Cirili Villarreal, morador del área, indicó que además, los costos para ir de un lado a otro se han incrementado.

"Esperamos respuesta, ya que el vado es necesario. Los niños están cruzando por el río y los carros también, ojalá y lo construyan pronto. Hasta cuándo vamos a esperar", indicó.

Otro vado afectado por las lluvias fue uno provisional que se construyó temporalmente, en el área de Las Guabas, en el distrito de Ocú, en la provincia de Herrera.

Y es que la fuerte corriente de la quebrada arrastró el desvío provisional construido mientras se realiza un proyecto carretero en el área, lo que dejó afectaciones a moradores durante varias horas.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content