Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Usan agua insalubre

La población asegura que los más afectados son los niños, que tienen ronchas en el cuerpo. FOTO/Eric Montenegro

Por: Eric Ariel Montenegro Panamá Oeste -

La utilización de las aguas contaminadas del río Palo Diferente, en Arraiján, por parte de unas 800 familias del asentamiento informal de Altos de Palma Real, está dejando secuelas en la población.

Los más afectados son los niños, muchos de los cuales presentan ronchas en diferentes partes del cuerpo, las cuales están siendo tratadas con medicamentos como fucidín.

Publicidad

Carmelita Zurdo, madre de dos niños afectados, dijo que los médicos han advertido de la poca eficacia del medicamento en tanto siga utilizándose agua no potable.

Otras madres indican que sus hijos han tenido que ser internados en hospitales por vómitos y diarrea, causados por el agua insalubre que utilizan.

Gricelda Sanjur, residente en Palma Real, indicó que existen no menos de 70 niños de diversas edades con infecciones en la piel.

El agua contaminada de este río también es utilizada por personas diagnosticadas con diabetes, leucemia y otras que requieren de hemodiálisis, dijo Sanjur.

Quienes no van al río y utilizan el agua de un pozo también están en riesgo, puesto que los análisis realizados a esta revelan que es igual de insalubre.

Palma Real es un asentamiento informal, por lo cual el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) no puede asignar carros cisterna para la distribución de agua potable.

Además de arriesgar la salud por consumir agua contaminada, las familias son víctimas de robo por delincuentes que las acechan cuando van a buscar agua.

Al Ministerio de Salud (Minsa), explicó el director provincial en Panamá Oeste, Joaquín Chan, no le compete la perforación de pozos; además del hecho de no contar con el equipo para ello.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content