Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

‘The buck stops here’

El expresidente de la República, Ricardo Martinelli, hace un repaso de los logros y obras de quienes lo antecedieron en el cargo.

Ricardo Martinelli / Expresidente de la República

En su escritorio, el presidente Harry Truman tenía un monolito que decía "The buck stops here", que significa la responsabilidad final para aquí. Es por eso que los presidentes en nuestros países, que los eligen cada cinco años, votamos por esta persona que prácticamente se convierte  en un monarca absoluto, responsable de todo lo bueno como lo malo, aunque "lo bien hecho" muchas veces pasa desapercibido u otros se llevan el mérito ajeno.

He observado que esta responsabilidad tiene un compromiso ineludible con lo que se refiere, más que todo, a las obras, los recursos del Estado, la esfera judicial, los nombramientos o destituciones, etc. Hay quienes heredan obras de otro y otros que tratan de robarse las mismas que no le pertenecen, tal es el caso del Seguro Social, obra máxima del Dr. Arnulfo Arias Madrid, o el metro, obra de Ricardo Martinelli

Hay otros dignatarios más mezquinos y envidiosos que les quitan los nombres a obras icónicas y hasta la foto del despacho presidencial, solo por el hecho de que lleven el nombre de otro. Cuántas veces no me dijeron que quitara el nombre al Parque Omar, cosa que jamás haría, ya que el general Omar Torrijos Herrera, como todos los gobernantes, hizo cosas buenas y malas. Torrijos hizo muchas infraestructuras y siempre será recordado por la devolución del Canal de Panamá, obra que nos pone en el mapa mundial. 

De Ernesto Pérez Balladares es imposible olvidarse de la venta a  buenos precios del Irhe e Intel, con la consiguiente creación del Fondo Fiduciario, que debo reconocer nadie ha sabido acrecentarlo y me incluyo entre ellos.

Publicidad

Viendo al pasado y leyendo historia, el alcantarillado de la ciudad es obra de Ernesto de la Guardia; la Zona Libre de Colón, de Enrique Jiménez; la Normal de Santiago, de Juan Demóstenes Arosemena; el puente Centenario, de Mireya Moscoso. En mi caso, no me gusta echarme flores, pero este gobierno ha criticado  muchas obras, aduciendo falsamente sobrecostos, sin embargo, tienen 70% más de recursos y han hecho 50% menos de obras.

LEE TAMBIÉN: Ubican cadáver de menor de 16 años que desapareció en el río Cricamola

Entre las obras de nuestra administración, además del metro, dejamos el alcantarillado de la ciudad, las cuatro vías hasta la frontera Santiago-David, igual Interamericana a Las Tablas, David-Boquete, frontera a Puerto, Cinta Costera 2 y 3, cinco hospitales, la Ciudad Hospitalaria, los Minsa-Capsi, mercados de la Cadena de Frío, expansión de Tocumen, aeropuerto de Río Hato y muchas obras más. Además compartimos con Martín Torrijos, quien embelleció la ciudad con la Cinta Costera 1, así como la autopista Panamá-Colón.

Ahora veamos qué ha hecho Varela con más recursos que todos juntos, la Línea 2 del Metro, que ya estaba toda lista con los planos y todo. Ojalá se termine como algunos proyectos  de viviendas, algunas letrinas y terminar algunas obras ya empezadas como paralizar otras ya en proceso, como las ciudades de Colón y David, los mercados de la Cadena de Frío y muchos otros.

Además, Varela, en el valioso tiempo como presidente, ha preferido perseguir selectivamente a muchos y excluir a otros, en especial a sus allegados, en el caso Odebrecht, en el cual faltan unos PRD  por salir, además del círculo cero del varelismo.

La acuciosa selectividad a la que nos han querido acostumbrar debería ser más incluyente, menos selectiva, por eso quienes ostentan cargos y "pasen" el periodo presidencial, no estarán inmunes ante estos atropellos de que somos objeto por parte de la justicia varelista. Es por eso que nadie ni siquiera se acordará de su gobierno por las obras, sino por la selectividad en la justicia.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title