Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

¡Varela nunca se equivoca!

En todos los países civilizados que esperan mantener su grado de inversión que son centros internacionales de la banca, seguros, marina mercante, o bien desea pertenecer a ese grupo privilegiado de Estados, donde se respete la ley, el debido proceso y la justicia, en todos ellos sin excepción, hay centros de arbitraje. Este es un concepto aceptado mundialmente  para dirimir diferencias, que por ley todos los contratos, arriendos, préstamos o lo que fuere hecho por vía pública y privada, se estipulan que cualquiera discrepancia sea resuelta por un arbitraje. Es preferible ir a estos entes independientes que corruptos y anacrónicos tribunales de justicia que hay en todo el mundo.

En Panamá tenemos uno de fama internacional fundado por la Cámara de Comercio, el cual ha sido reconocido por su seriedad e imparcialidad. Lo malo es que quien debe dar el ejemplo, no lo da. El día de la elección de Varela dije al enterarme, unas palabras proféticas que lo retratan de cuerpo entero: "Que Dios nos coja confesados a todos, porque él acabará con el país, ustedes no lo conocen, yo sí  y sé porqué se los digo”. Lo malo es que no me he equivocado.

Publicidad

Tenemos ante nosotros un ser por naturaleza no bueno que por pensar tener un designio divino, se equivoca como todo ser humano, comete errores, sin saber retroceder y reconocer que se equivocó. Cuando no la gana, la quiere empatar y cuando no tiene con quién pelear lo hace consigo mismo. Nunca se equivoca, no acepta críticas, no pasa la página, y lo peor de todo, es un mal perdedor.

No tengo ningún interés personal ni comercial ni de ninguna índole en estos casos, pero veo con mucha preocupación lo que reportan los medios. Debemos investigar todo y rastrear hasta las últimas consecuencias cualquier lesión a los fondos públicos en caso de haberla. Esto me lleva a ciertos sobresaltos que le costarán millones de dólares al fisco, tales como Riegos de Tonosí, donde el Gobierno perdió un laudo arbitral y lo apeló por órdenes de la Presidencia. Este proyecto era de especial importancia al tener 15,000 hectáreas de arroz bajo riego con tres a cuatro cosechas al año, eliminando importar más de tres millones de quintales. Además de controlar inundaciones  y generar creo que 25 KVA de electricidad a costo de cero centavo.

El presidente actual y sus candidatos en campaña política en 2014, se dedicaron a calentar y encolerizar a los dueños de tierras que tenían que expropiar, para que no vendieran  y protestaran contra el proyecto. En el 2019 sabremos  toda la verdad y veremos el porqué además de perder el proyecto, el Estado debe indemnizar a la empresa Hidalgo & Hidalgo.

Ahora estamos viendo la misma película en la ciudad deportiva de Colón. Este fue parado por política por órdenes superiores, razón por  la cual hubo un arbitraje  que falló  contra el Estado, condenándolo a pagar $17.8 millones. Los árbitros fueron tres reconocidos y respetados ciudadanos: Dilio Arcia, Orlando López y el Dr. Narciso Arellano.

Estoy casi seguro, que la orden de apelar solo la da "uno". Se mandó a cancelar el contrato violando la ley de contrataciones públicas. Debido a esto fallaron contra el Estado. Cuidado pronto entra en acción el matraqueo, ya que la decisión  está en manos de la Sala Cuarta de la Corte Suprema de Justicia, compuesta por los presidentes de las tres salas. Esto sería funesto.

En el mundo empresarial, es muy común el usar dineros  de adelantos a obras o préstamos, para uso de los dueños de la empresa, en otros menesteres, siempre y cuando al final cumplan con el contrato a cabalidad. No existe empresa en Panamá que no lo haya hecho, por lo tanto si hay viajes a Marte o batallas de petrus, no debe ser de escarnio público, ya que lo que cuenta es la finalización de la obra, cumpliendo el contrato a cabalidad.

Si hacemos un análisis, de todos los contratos en la historia republicana, veremos lo que digo. Ahora todo es un delito. Este precedente podrá ser usado contra quienes ahora están por salir. Es por eso el circo que vemos, ya sean las peleas con las piscinas plásticas, o la vice con un periodista por un cuestionado contratista, o bien el menosprecio a un originario solo por criticar al Ejecutivo. Con esto solo vemos la arrogancia del Gobierno y el no me importa.

De no respetar un fallo de los tribunales de arbitraje esto debe ser una alerta roja, no de Interpol, que tan alegremente le dan a todos, pero sí para los que vemos el país se derrumba por la persecución política de Varela. Ahora sí entiendo porqué renunció el antiguo director de Pandeportes, y desconozco quién es el actual, pero sobre él caerán  todas las demandas y subirá y bajará escaleras en el 2019. Habrá que preguntarle en una delación ¿quién dio la orden de hacer este exabrupto y otras cositas más?

Igual sucederá con otros que han fabricado casos, expedientes, testigos protegidos, evidencias, etc, solo con el hecho de involucrar a otros. Ya tenemos en nuestro poder varias denuncias contra peces gordos del Gobierno y Ministerio Público, los cuales deberán responder por esta ilegalidad, los cuales seguro irán hasta lo más alto de la pirámide.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title