Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Acusan a policías de fracturar brazo a futbolista

Por: José Vásquez /Web -

Panamá- Dos cabos de la  Dirección de Responsabilidad Policía  (DRP) acudieron hoy, jueves a las instalaciones del cuarto de urgencia del hospital Rafael Hernández para conocer la condición de salud del futbolista Nelson Abdiel Miranda Ruedas, de 22 años, quien presentó una denuncia contra las unidades de la Policía Nacional  que le propinaron golpes en diferentes partes de su cuerpo, fracturándole el brazo derecho con la vara policial.

Lideika Ruedas, madre del futbolista, confirmó que las unidades de la DRP dialogaron con su hijo,  quien les relató cómo ocurrieron los hechos el pasado domingo aproximadamente a las 8:30 de la noche en las inmediaciones de farmacia Revilla, ubicada en la Cinco Esquina en la ciudad de David, próximo a la terminal del transporte.

Ruedas confirmó que su hijo está pendiente a que sea operado de la fractura que mantiene en el brazo y se recupera de los golpes que le causaron los uniformados en diferentes partes del cuerpo.

“Queremos que se investigue y se sancione a las unidades que agredieron a mi hijo el cual regresaba de jugar fútbol y fue golpeado por dos unidades que estaban de ronda, para que este tipo de agresión no vuelvan a ocurrir y se sancione a los agresores”, afirmó la señora Lideika Ruedas.

La denuncia fue interpuesta el lunes en la Dirección de Responsabilidad Policial y en el departamento de recepción de denuncias en el Ministerio Público en Chiriquí, ubicado en la ciudad judicial en David.

El futbolista Nelson Miranda Ruedas  narró que el domingo cuando caminaba a la terminal de transporte en David para viajar a su casa en Los Algarrobos en el distrito de Dolega, próximo a la farmacia , que realizaban una ronda en el sector lo interceptan y le piden la maleta que cargaba y en la cual llevaba una pantaloneta, un suéter y los tacos, respondiéndoles a las unidades que le abriría el maletín, lo cual no le gusto a los policías y presuntamente  trataron de arrebatarlo, procediendo uno de ellos a someterlo y a golpearlo.

Aseguró que grito pidiendo ayuda, lo cual cuestionaban los uniformados, quienes después le señalan que deberían arrestarlo y se retiraron del lugar dejándolo en el lugar.

La víctima asegura que debido a la golpiza tomo un taxi que lo llevó hasta su casa  en Los Algarrobos en Dolega, sin embargo, los fuertes dolores, lo hacen acudir el lunes a la policlínica Gustavo a Ross donde le confirman que mantiene el brazo fracturado y lo remiten al hospital Rafael Hernández, donde permanece en el cuarto de urgencias y donde es visibles los golpes en diferentes partes del cuerpo.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content