Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Continúa juicio por crimen de cajera con desahogo de testigos de la Fiscalía

Por este caso hay unas 8 personas imputadas.

Por: Jorge Luis Barría/Web -

Hoy, miércoles, continúa el juicio contra las 8 personas imputadas por el robo y asesinato de una cajera del Banco GeneralAlina Xiomara Ivaldi, hecho ocurrido  el 10 de febrero de 2017.

En la audiencia de esta fecha se desarrollará  el interrogatorio y contrainterrogatorio a los testigos y peritos del Ministerio Público.

Apertura del juicio

Luego de varios intentos, ayer, por fin se dio la apertura del juicio oral por el homicidio de Alina Xiomara Ivaldi, quien murió el 10 de febrero de 2017 en el Banco General de Chanis, al recibir un disparo en la cabeza.

En el juicio estuvieron los ocho acusados, algunos con defensores públicos nuevos, por lo que la juez presidente Mirna Palma, inició dando paso a la Fiscalía y a las partes en el proceso para que en alegatos previos, presentarán su teoría del caso.

Publicidad
La fiscalía detalló que para el juicio presentará todas las pruebas necesarias que puedan acreditar la responsabilidad de cada uno de los participantes en el hecho lamentable, donde falleció una mujer inocente, en medio del robo al banco donde laboraba.

En cambio los defensores de los acusados, sostuvieron que no había un indicio que determinara que sus clientes estaban en el lugar, catalogando como endeble la teoría del Ministerio Público, por lo que dijeron estar seguro d ella inocencia de los procesado.

A Benito Agüero, Pablo Hernández, Gabriel González Díaz, José de Los Reyes Collado, Ramphis Duarte y Arthuro Villegas; la Fiscalía les imputó cargos por los supuestos delitos de Homicidio Doloso Agravado, Asociación Ilícita para Delinquir y Robo Agravado, mientras que a los hermanos Iker y Manuel Murillo fueron acusados por el delito de encubrimiento.

Desahogo probatorio

La fiscalía inicio presentado a sus primeros testigos de al menos 40 que han acreditado para que rindan declaración a lo largo del juicio oral.

El primer testigo en ser llamado fue una unidad de la Policía Nacional, quien fue uno de los primeros en llegar a la escena del hecho en el Banco General, el 10 de febrero cerca de las 2:30 de la tarde, quien explicó que por frecuencia de radio se le informó de la situación y se apersonó con otra unidad.

Al llegar destacó que la puerta del banco estaba cerrada por el seguirdad, quien estaba recibiendo información de que no le abriera a nadie, pero posteriormente llegó el comisionado del área y le pidió que se diera la apertura de la puerta, donde ingresaron y vieron el cuerpo de Alina y de otro seguridad tirados en el piso.

En el interrogatorio que estuvo a cargo del Fiscal Superior de Homicidio, Emeldo Márquez, el uniformado explicó que al agente de seguridad lo trasladaron en un patrulla hasta el hospital, mientras que ha la mujer la tendieron dentro del banco, pero ya había fallecido.

El agente también mencionó que tras dejar a la otra unidad y al comisionado en el banco, él se movilizó hasta calle 17 Río Abajo, donde ubicaron el auto involucrado en los hechos, pero que al ver otras unidades en el sitio, él se devolvió al banco a entregar la escena al Ministerio Público.

La segunda en pasar por la silla de testigos fue la fotógrafa forense del Ministerio Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, para que hablara sobre los informes de diligencia de inspección ocular que realizó en las investigaciones, que en su totalidad fueron siete.

El primer informe en presentar  fueron las vistas fotográficas del día del crimen, donde se presentó toda la escena dentro del banco y el levantamiento del cadáver.

Ver las fotos de Alina en el suelo, quizá pudo revivir el día de los hechos de uno de los acusados, quien una vez vio la foto de la mujer, volteó la mirada hacia otro de los acusado y a una persona que estaba entre el público y le hacia gesto con su cabeza.

La perito siguió mostrando las fotografías y explicando que se veía en cada una de las imágenes que el fiscal le presentó, entre ellas se observó: cajas fuertes con dinero en efectivo, así como otras que se encontraban vacías, que fue de donde sacaron el dinero que se llevaron.

Posteriormente la perito, siguió detallando que en hubo otras diligencias, entre esas en varias casas de Río Abajo, donde ubicaron algunos indicios como prendas de ropa de los procesados, así como dinero en efectivo.

En las fotografías, se observó que en la casa #47 ubicada en El Porvenir de Río Abajo, en una camisa gris colgada en el ropero, habían varios billetes de 100.00 dólares, así como algunos de 50, mientras que en una mesa de noche había otra gran cantidad de dinero en efectivo.

A su vez se inspeccionaron dos automóviles, uno de ellos mantenía unas gorras, mientras que en el otro auto en el maletero escondido en la llanta de repuesto, estaba un chaleco negro con un suéter, que fueron llevadas para análisis.

A varios de los procesados, entre ellos los hermanos Murillo y a José de los Reyes Collado, se le realizó una prueba de residuos de disparo en las manos y la ropa.

Dentro de las fotografías también hubo imágenes de las diligencias realizadas en las antenas de telefonías, para la fijación de señal y llamadas para determinar la vinculación.

El pasado 12 de noviembre de 2018, Jesús Mitchel Flores, de 19 años, fue condenado a 37 años de prisión, tras declararse culpable al llegar a un acuerdo de pena con el Ministerio Público por el crimen.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content