Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Decapita a un hombre en Villa Lucre y se queda con la cabeza

El hecho, que ocurrió en calle 14, dejó en vilo a los residentes, que observaron cómo el cuerpo de la víctima terminó tendido en la calle, sin cabeza

Por: Redacción / Critica -

¿Por qué pasó? Se desconoce qué provocó que Armando, conocido como Chapa, decapitara a su cuñado Randy Ramel.

La sangrienta forma de matar a Ramel de varias puñaladas y después decapitarlo, estarán en la memoria de los vecinos, que perplejos vivían la drámatica escena.

Todo ocurrió pasado el mediodía, cuando el cielo se aclaraba tras una fuerte lluvia. La calle 14 de la popular barriada Villa Lucre, en el distrito de San Miguelito, se tiñó de sangre.  Se escucharon los gritos y se vislumbró en el pavimento la figura de Ramel, sin cabeza.

LEE TAMBIÉN: Hallan osamenta en la vía hacia Cerro Patacón

¡Qué más puede esperarse!

Todavía hay mucha confusión. La víctima, un joven de 35 años, y su agresor, supuestamente discutieron. Cada uno tenía su propia arma. Randy, un martillo, con el que se disponía a ganarse la vida con uno que otro camarón. "Chapa mantenía un afilado cuchillo.

Publicidad
Nadie sabe cuándo la discusión pasó a la agresión. La víctima corrió, no muy lejos de la casa donde se encontraban ambos. Su agresor lo alcanzó y le clavó el cuchillo, una y otra vez, sin parar.

La gente, un poco alejadas de aquella escena, gritaba. Se dice que hasta la madre del victimario estaba presente, sin embargo ni ella logró detener tanta violencia.

"Chapa" decapitó a su cuñado y luego sostenía la cabeza  y la alazaba a lo alto mientras gritaba: "Te dije que te ibas a ir".

Según los testigos, el agresor se negaba a entregar la cabeza de su víctima, a pesar de los múltiples intentos de algunas unidades de la Policía Nacional, que llegaron al lugar, ante los llamados de urgencia de los vecinos.

Los uniformados logran disuadir al asesino, lo detienen y lo suben a un patrulla, mientras él sonreía.

Enfermo psiquiátrico

Los vecinos del lugar indican que Armando, conocido como "Chapa" es un hombre con trastornos mentales, producto del consumo de drogas.

Un amigo afirma que este hombre de unos 36 años, estudió Derecho y logró su licenciatura, en la Universidad de Panamá, sin embargo, sus problemas comenzaron en el 2005, después de asistir a una fiesta, en la que consunió una mezcla de drogas, aún hoy desconocida. El mundo de este joven cambió por completo y "enloqueció", por lo que debió ser internado en un hopital psiquiátrico,  en varias ocasiones.

Por su parte, Randy, de 35 años, se ganaba la vida haciendo trabajos manuales.

Ambos estaban unidos por lazos familiares, pero también de amistad. Se conocían desde niños, eran cuñados y la víctima  tenía dos hijas, sobrinas de Chapa tenía dos niñas que eran sobrinas de Chapa.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content