Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

MP continúa con investigaciones por homicidio de niña en La Chorrera

El Ministerio Público indicó que está a la espera de los resultados de necropsia y de la petición de los análisis científicos de la víctima para establecer las causas de la muerte de la menor.

Por: Eric Montenegro/Web -

Las investigaciones tras el asesinato de la niña Cristani Grand Batista, ocurrida en La Chorrera, se centran ahora en el Ministerio Público y el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

LEE TAMBIEN: Homicidio en Aguadulce

Ayer, martes, la Fiscalía de Homicidio y Femicidio de Panamá Oeste comenzó a armar la carpetilla del caso con miras a solicitar ante un Juez de Garantía la legalización de la aprehensión del sindicado además de la imputación de cargos y medida cautelar.

En un comunicado, el Ministerio Público indicó que está a la espera de los resultados de necropsia y de la petición de los análisis científicos de la víctima para establecer las causas de la muerte de la menor.

Mientras que en el sector de La Doradilla en donde residía Cristani Grand, los vecinos aún no salen del asombro tras descubrir que el supuesto victimario es una persona cercana a la familia de la menor.

Publicidad

Con reserva, los vecinos de la familia, admiten que tenían conocimiento de la adicción al consumo de drogas por parte del presunto asesino.

Quienes conocían a la niña, la describen como muy vivaz además de estar feliz por haber concluido sus estudios de kínder en la escuela del área.

Yanela Jaramillo, tía de la menor, indica que a esta le gustaba jugar con los otros niños de las casas vecinas y armar juegos en el patio de la casa.

No obstante, otras madres del vecindario coincidieron en que pudo haber algún grado de negligencia por parte de los padres de Cristani, en cuanto al cuidado de la niña y sus otros hermanos.

Hacia marzo de este año, se registró un caso similar en el poblado de Riecito en corregimiento de Santa Rosa en el distrito de Capira.

Para esa fecha, se encontró el cuerpo de Migdalia Itzel Martínez de dos años, cerca de un río, luego de cinco días de estar desaparecida y de búsqueda por parte de sus familiares.

La menor había quedado al cuidado de otros hermanos de seis y 12 años, mientras sus padres salían a trabajar.

Las investigaciones por este caso aún se mantienen abiertas por parte del Ministerio Público quien ha mantenido en reserva las causas de la muerte de la niña y sobre la captura de algún homicida.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content