Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

MP destaca desmantelamiento de red de contrabando de oro

Quedó al descubierto una red criminal que extraía oro de manera ilegal en las ciudades de Barranquilla, Bucaramanga, Cali y Bogotá, que luego lo intercambiaban con una empresa en la Zona Libre de Colón como una forma de pago de créditos por el suministro de oro y plata italiana.

Por: -

El Ministerio Público a través de la Fiscalía Primera Contra la Delincuencia Organizada colaboró con Costa Rica en la desarticulación de una organización dedicada al tráfico de personas y apoyó a Colombia por intermedio de una asistencia internacional a desmantelar una red que contrabandeaba oro a través de una empresa y dos sociedades en la Zona Libre de Colón.

En una acción conjunta con Colombia, quedó al descubierto una red criminal que extraía oro de manera ilegal en las ciudades de Barranquilla, Bucaramanga, Cali y Bogotá, que luego lo intercambiaban con una empresa en la Zona Libre de Colón como una forma de pago de créditos por el suministro de oro y plata italiana.

Después de esta transacción, la mercancía que salía de la Zona Libre, entraba de manera ilegal a Colombia con la ayuda de algún funcionario aeroportuario o la ocultaban dentro de su equipaje o se la adherían al cuerpo para no ser detectados. Una vez llegaban a su país, comercializaban la mercancía en sus locales comerciales en las diferentes ciudades y municipios colombianos.

Publicidad

En el intercambio de información entre Panamá y Colombia, se pudo establecer que las personas mencionadas como integrantes en esta organización, en algunos casos constituían hipotecas de bienes inmuebles en su país como prenda de garantías de los referidos créditos o adquirían el metal través de dos sociedades ubicadas en la Zona Libre de Colón.

La red camuflaba lingotes de oro usando a personas que actuaban como correos humanos que salían del país con destino a Panamá a través de los aeropuertos de Palmira (Valle), Barranquilla (Atlántico), Bucaramanga (Santander) y Bogotá. Las autoridades tienen claro que ese proceso se hacía con la complicidad de funcionarios aeroportuarios.

“Se trata de un modelo ilegal y sistemático de salida y entrada de oro al país, a través de correos humanos que viajaban entre Colombia y Panamá, mimetizando en accesorios y camuflado con la complicidad de funcionarios públicos en los aeropuertos del país”, explicó Andrés Jiménez, fiscal delegado contra las Finanzas Criminales a la revista Semana.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content