Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Niño panameño muere, presuntamente, envenenado con insecticida en Costa Rica

Los padres de mienor se fueron a recoger café y dejaron al menor de 3 años al cuidado de su hermano de 5, sin la supervisión de un adulto y cuando regresaron lo encontraron muerto.

Examen de necropsia deberá establecer si la muerte ocurrió por envenenamiento con insecticida o no. Foto: Mayra Madrid

Por: Mayra Madrid / Web -

Las autoridades del hermano país de Costa Rica confirmaron la mañana de este jueves, el fallecimiento de un menor indígena de 3 años de nacionalidad panameña, de la etnia Ngäbe Buglé a consecuencia de un envenenamiento con un insecticida, hecho ocurrido en el sector de San Cristóbal en el distrito de Norte de Desamparados en San José.

Según los primeros informes de las autoridades de este país, los padres dieron a conocer que se fueron muy temprano a recoger café y dejaron al menor de 3 años al cuidado de su hermano de 5, sin la supervisión de un adulto; sin embargo, algunas personas que permanecían en el campamento donde se quedaban durante la cosecha, narraron que a eso de la 1:00 de la tarde del miércoles vieron al pequeño deambular por el lugar con una botella sin etiqueta en una mano, que se presume contenía insecticida.

Pasadas las 4:30 p.m. los adultos responsables de los menores llegaron a los ranchos y fueron a buscar al niño, a quien encontraron en la cama, cubierto con una cobija floreada. Como este no despertaba pensaron que simplemente estaba dormido, hasta que se percataron que de su boca salía una gran cantidad de espuma blanca.

En ese momento pidieron ayuda y llamaron a la Cruz Roja de Frailes, que envió al equipo de socorristas, quienes al llegar al lugar comprobaron que no presentaba signos vitales, por protocolo le aplicaron maniobras de resucitación, pero el niño no respondió.

LEE TAMBIÉN: Condenan a Misael Terreros a 20 años de prisión por matar Andrés Fernández

Geiner Quirós, socorrista de la Cruz Roja, aseguró que recibió la llamada para atender la emergencia y las personas ya lo esperaban en una finca cafetalera de ese sector.

Publicidad

Precisamente estas personas quienes eran allegados a la víctima, no hablaban español, solo los padres del menor, quienes explicaron lo sucedido.

Los padres de la víctima indicaron que llegaron de Panamá para recolectar café a Costa Rica como suele suceder, los reciben los dueños de las fincas, quienes en muchos casos los hospedan en ranchos.

Se espera que El Organismo de Investigación de Costa Rica (OIJ), una vez se realice el examen de necropsia se determine la verdadera causa de la muerte del menor.

El tema de los indígenas y el trato inhumano que reciben cuando emigran para recolectar café, por parte de los propietarios de fincas en Costa Rica vuelve a estar en la palestra pública ante la muerte de este infante.

Algunos medios de este país aseguran que en el momento que se registra este tipo de hechos se atiende la situación, pero posteriormente se olvida y vuelve a pasar lo mismo. Es lamentable que familias completas reciban estos tratos discriminatorios por la necesidad de un trabajo.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content