Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Pareja sigue detenida por explotación sexual en Betania

Por: Jorge Luis Barría / Crítica -

En una cárcel continuarán el panameño Héctor Arquiñes y la colombiana Angélica Jiménez porque se les negó el recurso de apelación presentado por su defensa, tras la detención por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual. Ambos fueron aprehendidos el 30 octubre en un PH de Betania, en medio de la “Operación 500”.

La pareja, que operaba en un apartamento alquilado, contactaba a las víctimas a través de las redes sociales con anuncios, a las que les pagaban $900 dólares mensuales con la condición de que tenían que trabajar todos los días, e inclusive hasta con la menstruación, según relató el fiscal contra la delincuencia organizada, David Mendoza.

Publicidad

El Fiscal dijo que las primeras diligencias se dieron desde el 12 de octubre, luego de haber recibido una serie de información inicial desde el 8 de octubre, que indicaban sobre la situación que se registraba dentro del PH, en el que las mujeres ingresaban desde las 10:00 a.m. hasta las 7:00 p.m., y otras se presentaban hasta la madrugada para ofrecer los supuestos servicios de masajes, que al final terminaban con la explotación sexual de las mujeres, en su mayoría extranjeras.

Tras el allanamiento se encontraron condones y cremas, así como a varios hombres a quienes les ofrecían los servicios de masajes con fines sexuales, mientras solo se observó una cama. Los servicios sexuales los brindaban en unas colchonetas, relató Mendoza.

En declaraciones brindadas por las víctimas, el Fiscal recalcó que estas informaron que antes de iniciar la jornada laboral las mujeres, supuestamente, tenían que tener relaciones sexuales con Arquiñes, quien era el que las contactaba y les conseguía a los clientes.

Ante estas declaraciones, Héctor Arquiñes se negó y dijo que las supuestas víctimas mentían y le dijo a los magistrados que presidieron la audiencia de apelación que ha estado colaborando en toda las investigaciones, y que espera que su parte sea escuchada.

El abogado Edwin Mena, defensor de los imputados, dejó claro que en el PH se realizaban masajes y manifestó que en medio de las investigaciones no hay peligro para que los imputados se evadan al proceso, ya que familiares de ellos se harán cargo de su custodia hasta que se culminen las investigaciones, presentando un arraigo en el país.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title