Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Sacerdote tico acusado de abuso sexual pretendía ingresar a Panamá

Según indican medios de Costa Rica pese a las denuncias, Morales seguía ejerciendo como sacerdote de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen en San José.

Por: Mayra Madrid /Web -

Autoridades de Migración de Costa Rica retuvieron la mañana de este jueves a un sacerdote de nacionalidad costarricense acusado de abuso sexual y que tenía previsto abandonar el país e ingresar a Panamá por el sector de Paso Canoas en la provincia de Chiriquí.

Según el reporte de las autoridades de Migración de este país y la confirmación por parte del Organismo de Investigación de Costa Rica (OIJ), la retención del religioso quien fue identificado como Jorge Arturo Morales Salazar, quien habría cometido los hechos contra de un joven menor de edad, hace algunos años atrás se dio cuando presentó su pasaporte para salir del país y al realizar el control migratorio el sistema reportó una alerta a través de Interpol.

LEE TAMBIÉN:  Matan a mujer en Colón

El reporte del caso que se le acusa al presbítero se da cuando la víctima, identificada como Fabián Arguedas, habló con Semanario Universidad y aseguró que el sacerdote lo había agredido y abusado sexualmente de él cuando tenía 17 años.

Los hechos no terminaron allí, según indicó el joven, se extendieron durante dos años y ocurrieron en la Parroquia del Perpetuo Socorro en La Sabana de San José, en la capital de Costa Rica y fueron los padres del joven quienes interpusieron la denuncia ante el hoy Obispo Auxiliar de San José.

“Cuando mis papás fueron a poner la denuncia, Daniel Blanco (hoy obispo auxiliar) fue el que los atendió. Él tomó las anotaciones y dijo que iba a hacer todo lo posible por investigar el caso. Cuando me tomó las declaraciones a mí, me dijo que si yo ponía la denuncia en el poder judicial iba a salir en todos los periódicos, que yo iba a salir perjudicado. Me dijo que hacía lo correcto al dirigirme a la corte eclesiástica. Cuando terminé de dar el relato, me dijo que no era muy creíble y que no había muchas pruebas del caso”, narró el joven a Semanario Universidad, medio al que relató que el cura lo tocaba, lo golpeaba y abusaba de él sexualmente.

Según indican medios de Costa Rica pese a las denuncias, Morales seguía ejerciendo como sacerdote de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen en San José.

La Fiscalía General confirmó que el sacerdote Morales se mantiene detenido y será trasladado a San José, Costa Rica, donde se le tomará la declaración indagatoria; posteriormente, se valorará la solicitud de medidas cautelares en una audiencia que debe realizarse en las próximas horas.

Cabe resaltar que la Iglesia Católica ha estado bajo escrutinio debido a una serie de denuncias de jóvenes que aseguran haber sido abusados sexualmente por diferentes sacerdotes.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content