Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Testigo revelará las interceptaciones telefónicas a miembros de 'Los Galleros'

Fueron 99 audios que se obtuvieron de las extracciones de las comunicaciones telefónicas que incluyen las conversaciones de audios de WhatsApp.

Los audios darán luces de las conversaciones que mantenían algunos integrantes de la agrupación. Foto: Archivo

Por: Jean Carlos Díaz/Crítica -

Durante el tercer día del juicio oral en la investigación de la operación conocida como “El Gallero”, el Ministerio Público (MP) inició con el desahogo de su segunda prueba testimonial.

Le corresponde al cabo 2do. de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ), Tomás Alberto Serrano Castillo, quien para el período de investigación (octubre 2016 a septiembre 2017), se desempeñaba como analista dentro de la Policía Nacional (PN).

Serrano tuvo participación en “El Gallero”, ya que fue quien confeccionó un informe de análisis de la extracción de interceptaciones telefónicas que se hicieron a algunos de los integrantes de la supuesta organización criminal.

También hizo las transcripciones de los audios de conversaciones de WhatsApp entre algunos de los imputados: Manuel Antonio Domínguez Walker, Eudocio Pérez, Luis Alberto Chávez Chen y otros.

La transcripción de los audios fue realizada bajo la supervisión de la fiscal Karina Samaniego, indicó Serrano.

Leer También: Lanzan bomba molotov contra escuela Francisco de Miranda
 
Prueba documental #14

Dicho material fue resguardado en un CD embalado y custodiado, denominada la evidencia material #2 (prueba documental #14).

La defensa técnica se opuso al reconocimiento de la evidencia material #2, al indicar que eso no había sido introducido, pero la juez presidente; Kathia Rodríguez recalcó que constaba en el auto de apertura a juicio oral.

“Todas las evidencias deben entrar por una persona, no por sí solas”, sostuvo.

Publicidad

Ante esto, el fiscal superior de la Fiscalía en Delitos Relacionados con Droga, Markel Mora puso de presente al testigo la evidencia material y esta fue reconocida por él.

Podría Ver: Hallan mujer degollada en zona fronteriza
 
¿Qué contenía?

Serrano dijo que producto de las interceptaciones telefónicas y conversaciones de WhatsApp se obtuvieron 99 audios.

Eran coordinaciones, ejecuciones y la labor que cumplía cada integrante de la organización para lograr supuestamente el tráfico de drogas y el movimiento de dinero producto de actividades ilícitas.

El Tribunal de Juicio Oral accedió a la petición de la fiscalía de que se abriera la evidencia para ser introducida mediante el interrogatorio.

 
El testigo abrió la evidencia

El analista de la DIJ se colocó en sus manos unos guantes de color celeste, suministrados por los representantes del MP, la jueza le había indicado que debía cumplir con todos los procedimientos y requerimientos para poder abrir el sobre donde se mantenía el CD con los audios.

Frente al estrado, Serrano manipulaba unas tijeras dadas por la fiscalía, pidió permiso para proceder a abrir la evidencia material #2, se escuchaba por el micrófono que tenía del lado izquierdo de su camisa, el sonido del recorte del sobre de color amarillo.

Una vez abierto el documento, solicitó al tribunal que la Oficina Judicial reprodujera los 99 audios en el CD.

Ver También: Camionero desaparecido fue torturado, dice testigo protegido 
 
No se le permitió apoyo didáctico

La unidad policial dijo que tenía una presentación de Power Point sobre los 99 audios para explicar el contenido de cada uno de ellos. Se mantenían ordenados cronológicamente por fechas y horas.

Las interceptaciones telefónicas se hicieron inicialmente a 14 números telefónicos (abonados), que a su vez direccionaron a otros abonados que formaban parte de colaboradores de la organización.

Uno de los números telefónicos analizados fue el 6106-6576 que era utilizado por uno de los imputados; Gabriel De Jesús Ibarra, señalado como el supuesto brazo operativo de la red.

 
¿Qué se obtuvo con las interceptaciones?

El testigo adelantó que con las interceptaciones de las llamadas telefónicas se pudieron identificar seis eventos delincuenciales.

Además: Intentaron robar planilla, pero la seguridad de Albrook los capturó (Video)
 
Los seis eventos

El primero se dio en Sabana Grande, provincia de Los Santos, en donde se incautaron 811 paquetes de cocaína, el 24 de noveimbre de 2016..

El 26 de noviembre de 2016, hubo la incautación de 966 paquetes de cocaína en Chumajal, Los Santos (segundo evento).

El tercer evento se concretó con dos entregas de dinero: el 11 de diciembre de 2016 en la Alcaldía de La Villa de Los Santos, donde supuestamente se entregaron $15 mil, un domingo a las 7:00 p.m.

Según Serrano, el 5 de enero de 2017 en el restaurante Las Acacias en Chitré hubo otra entrega de dinero.

La cuarta acción fue el decomiso de 111 paquetes de cocaína en el punto de control de Guabalá, provincia de Chiriquí. Y el decomiso de un envoltorio de marihuana en el mismo punto.

El 5 de mayo de 2017, en la residencia A-97 en Rainforest Village, se llevó a cabo la quinta ejecución con la entrega de $15 mil, expresó Serrano.

Y el sexto evento fue la incautación de $839 mil 820, el 1 de junio de 2017 y al día siguiente 233 paquetes de marihuana incautados en Don Bosco.

 
Se escucharían los audios

Una vez explicado los seis eventos, el fiscal pidió al tribunal se permitiera reproducir los audios para que el testigo pudiera explicar cada uno de ellos. Las grabaciones van desde un minuto hasta 50 minutos.

Leer También: Padre e hija detenidos por tráfico internacional de droga
 
La defensa técnica se opuso

El debate se inició al momento que la defensa se opuso a que los audios fueran reproducidos, considerando que no tenían conocimiento de los mismos, solo de las transcripciones realizadas, y no habían podido cotejar que la información fuera similar.

El abogado Rigoberto Vergara, defensor de Domínguez Walker y Manuel Esteban Salazar, insistió en que no había garantía de la fidelidad de los audios con las transcripciones de las interceptaciones telefónicas.

Al señalar que no se había corrido traslado de los audios, los juristas consideraron que estaban en estado de indefensión y desventaja ante la fiscalía, porque no habían podido cotejar la información.

A las 11:12 p.m. se decretó un receso de 10 minutos que terminó a las 11:29 a.m.

 
Reproducir todos los audios puede demorar hasta cuatro días

Serrano le explicó al tribunal que para reproducir todos los audios se tomarían de tres a cuatro días para dar las explicaciones de lo analizado.

La juez Rodríguez, luego de haber hecho un análisis con el tribunal, decidió que las pruebas cumplieron con una fase de admisión en el Tribunal de Garantías.

“Se trata de una prueba admitida en la etapa correspondiente, por lo que es admisible y se practicará”, indicó.

Antes de ello, decretó un receso de 1:00 p.m. hasta las 6:00 p.m. para que los abogados y un representante de la fiscalía pudieran conocer el contenido de los audios, previo a la introducción por parte del testigo.

Buscando la igualdad de las partes y cumplir con el debido proceso, lealtad y buena fe.

La reproducción de los audios se llevará a cabo a puertas cerradas, el tribunal a las 6:00 p.m. pedirá información de lo que se había logrado avanzar.

99 audios escuchados
A eso de las 6:30 de la tarde, una vez terminado el receso, el Tribunal de Juicio Oral, determinó que las partes no podrían brindar ningún tipo de información de los audios escuchados hasta que ser introducidos por el testigo, mañana viernes.

Contrario a lo que se preveía, que tardaría entre 3 y cuatro días, los 99 audios fueron escuchados en unas siete horas.

El acto se reanuda mañana a las 10 a.m. en la sala 2 del Sistema Penal Acusatorio
.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content