Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Enfermedad silenciosa

Este padecimiento se debe a la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas.

Por: Katherine Marengo -

El hígado graso es una enfermedad “silenciosa” que, sin un diagnóstico oportuno, puede derivar en cirrosis o cáncer de hígado y llevar a la muerte.

Según la Dra. Graciela Hurtado, este padecimiento se debe a la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas, lo cual se produce principalmente por la obesidad, la diabetes y la hiperlipidemia (grasa en la sangre).

Tradicionalmente se dice que nuestro hígado tiene hasta un 5% de grasa, cuando acumulamos más de eso, decimos que hay hígado graso no alcohólico, lo cual puede ocasionar inflamación, fibrosis, cirrosis y más adelante cáncer de hígado

LEA TAMBIÉN: Renueva su música e imagen

Sin embargo, este padecimiento es considerado silencioso debido a que no tiene síntomas claros, y por ello es de difícil diagnóstico, lo cual eleva la probabilidad de que los pacientes tengan complicaciones fatales.

Publicidad

Por eso es importante cambiar de hábitos alimenticios y aumentar la actividad física.

La dieta saludable es aquella que es rica en fruta, verdura, legumbres, cereales, pescado y poca carne, evitando en lo más posible las grasas trans y saturadas, y sobre todo los azúcares simples.

El sobrepeso y la obesidad son modificables mediante cambios en el estilo de vida. Además, se debe evitar el alcohol y los medicamentos innecesarios, explicó Hurtado.

LEA TAMBIÉN: Retoma su carrera, después de 5 años

El especialista agregó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades del hígado son la cuarta causa de mortalidad en los varones y la sexta en mujeres, y el cáncer de hígado se presenta en 90% de aquellas personas que padecen cirrosis.

La mayoría de los síntomas si los hay, pues a veces no se presentan, serían simplemente molestias a nivel del lado derecho del abdomen donde acaban las costillas.

Actualmente, no existe tratamiento, solo dieta, ejercicio y control de los factores de riesgo como obesidad, colesterol y diabetes.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title